miércoles, 12 de febrero de 2014

Copa Libertadores 2014: The Strongest dará un batacazo en Curitiba

Dirigencia, cuerpo técnico y plantel de jugadores de The Strongest esperan clasificarse este año a la siguiente fase de Copa Libertadores de América, tras fallar en el intento en 2012 y 2013. El Tigre afronta su tercera Copa consecutiva y el deseo es cambiar la historia reciente. Se quiere dar el primer paso en Curitiba, en el partido de mañana frente al Atlético Paranaense, el primero para ambos por el Grupo 1 que completan el argentino Vélez Sarsfield y el peruano Universitario de Deportes.

“Tenemos una expectativa enorme, queremos cambiar la historia positivamente y en este tiempo (desde que se inicio la pretemporada a principios de año) venimos trabajando en esa idea”, dijo ayer el técnico Eduardo Villegas, antes de emprender el viaje rumbo a Brasil.

El DT y su cuerpo técnico saben cómo jugarle al Paranaense y hacerle daño, pues en las últimas semanas han seguido de cerca lo que ha hecho en su competencia local y también en los partidos de primera fase de la Copa.

Villegas seguró que su equipo llega a la nueva edición de la Libertadores “más maduro para jugar un torneo internacional”, gracias a que los jugadores han crecido en el último tiempo, producto de que tienen “muchos más partidos internacionales en la espalda”. Por las consecutivas clasificaciones “deberíamos estar con una mayor experiencia, porque tenemos el mismo plantel, el mismo grupo y tiene que ser un plus adicional en el orden futbolístico, en manejar los partidos de mejor manera e intentar una clasificación”.

Destacó, además, que el grupo llega bien preparado al debut porque se ha tenido el tiempo suficiente de preparación, “el mejor de los últimos años, por la manera cómo ha cambiado la modalidad de los torneos de la Liga boliviana. Tener la vacación corta en diciembre nos ha beneficiado porque normalmente era el receso largo, casi de inmediato teníamos que competir en Libertadores y eso nos impedía tener un mejor ritmo futbolístico”.

El presidente de la entidad, Kurt Reintsch, espera que la tercera participación consecutiva en el torneo de clubes más importante del continente “sea la vencida” y el Tigre pueda hacer un buen papel y pasar de ronda.

Dijo que si no se puede sumar una o las tres unidades en Curitiba, tendrán que intentar ganar los tres partidos en La Paz y posteriormente buscar “robar” un punto frente a Vélez Sarsfield o Universitario. Los jugadores del plantel han coincidido en las afirmaciones del técnico y del presidente.

Nelvin Soliz, quien reaparecerá mañana después de más de dos semanas de estar ausente de las canchas por lesión, ha manifestado que “el deseo es comenzar haciendo bien las cosas, no queremos ser un participante más, sino mejorar lo que se hizo el año pasado y pasar de fase”.

Apuntó que el Paranaense es un rival difícil, lo han podido evidenciar en los dos cotejos que ha jugado por primera fase frente al Sporting Cristal. “Ya sabemos lo que es jugar en Brasil; el año pasado hicimos bien las cosas, ahora tenemos que repetir eso y hacerlo mejor “. El panameño Boris Alfaro, una de las pocas caras nuevas del equipo, además de carta de gol, expresó que el deseo del grupo es jugar un buen partido, tomando los recaudos necesarios, “y poder volver con un resultado positivo para pensar en la clasificación”.

Delegación llega con retraso

Cuatro horas

La comitiva atigrada debía llegar alrededor de las 16.00 (hora de Bolivia) a Curitiba; pero lo hizo recién a las 20.00 (22.00 de Brasil). El periplo, de aproximadamente 13 horas, empezó alrededor de las 07.00 en la terminal aérea de El Alto. La primera escala fue Santa Cruz, donde se sumó al grupo el presidente Kurt Reintsch.

En Sao Paulo

La delegación llegó al aeropuerto internacional de Guarlhos, en Sao Paulo, y de ahí siguió viaje en bus hasta Congonhas, terminal aérea en la misma ciudad, que duró una hora y 15 minutos. La movilidad arribó al lugar cinco minutos antes de que el avión que debía llevar al grupo a Curitiba despegue, por lo que fue imposible abordar.

Espera

La delegación tuvo que esperar en Congonhas otro vuelo, alrededor de cuatro horas. Una vez en Curitiba, el cuerpo técnico tuvo que suspender el trabajo de recuperación programado.

‘Una linda rivalidad’ con Portugal

Eduardo Villegas, el técnico de The Strongest, y Miguel Ángel Portugal, entrenador del Atlético Paranaense, volverán a verse las caras en un campo de fútbol. Durante un año y medio (entre julio de 2012 y diciembre de 2013) lo hicieron por los torneos de la Liga boliviana dirigiendo al Tigre y a Bolívar, respectivamente. Siempre el Hernando Siles de Miraflores fue el escenario. Mañana será diferente porque estarán frente a frente en el estadio Vila Capanema de Curitiba, donde el Paranaense oficia de local, en Copa Libertadores.

Ni Villegas ni Portugal esperaban volver a reencontrarse tan pronto. Ayer el técnico atigrado, antes de emprender viaje a Brasil, dijo que en todo el tiempo que les tocó dirigir en Bolivia “hemos tenido un linda rivalidad como entrenadores”.

Apuntó que “nunca hemos polemizado por ningún tema”. En las varias veces que se han enfrentado se han repartido los buenos resultados, pues “hemos tenido ganancias nuestras y también de él”. El hecho de que vuelvan a enfrentarse, después de poco más de dos meses —3 de noviembre de 2013 se jugó el último clásico—, “es solamente un dato anecdótico.

Dijo que seguramente mañana antes y después del partido “vamos a tener algún contacto” en el campo de juego, como sucedió en La Paz. “Yo lo llamé, lo felicité cuando ganaron un campeonato, me imagino que el jueves no tendría que ser diferente. Considero que es una buena persona, un buen profesional”.

La Razón

0 comentarios:

Archivo