martes, 11 de febrero de 2014

Consejos para comer manzanas - Mujeres

Un buen truco para quitar el sueño que no requiere de cafeína es comer una manzana. Varias investigaciones científicas han demostrado que una manzana, debido a su contenido de fructosa, consigue generar en nuestro cuerpo el mismo golpe de energía que la cafeína de una forma mucho más natural, que te hará sentir despierto y activo. El principal ingrediente al que se le atribuyen estas características es el fósforo, el cuál estimula el trabajo cerebral.

¿Comer una manzana en la mañana te despierta mejor que beber una taza de café?

La cafeína del café sin duda ofrece un mejor despertar en la mañana que la fructosa de una manzana, pero cualquier opción ofrece ventajas complicadas. Si haces ejercicio al comienzo de tu día, una manzana suministra combustible suficiente para un entrenamiento de una hora.

Si haces de las manzanas una parte regular de tu dieta, tu respiración puede mejorar. Beber café antes de un entrenamiento por la mañana retrasa el uso del glucógeno muscular como combustible. En su lugar, comenzarás quemando grasa.

El café ofrece casi nada de energía calórica. Si te despiertas con hambre y solo bebes café, puede bajar tu nivel de azúcar en la sangre. Una manzana no proporciona energía como la cafeína, pero suministra suficiente energía de carbohidratos para un inicio rápido. Una manzana grande en bruto pesa 223 gramos y contiene 116 calorías.

Aproximadamente la mitad de los casi 10 gramos de azúcares en una manzana constan de sacarosa y glucosa de acción rápida. La fructosa, la otra mitad, tarda más tiempo en digerirse, así que una manzana proporciona energía estable durante un período más largo que una taza de café con el azúcar. La fibra digestible en la manzana extiende la oferta de energía y hace que tu estómago se sienta lleno.

0 comentarios:

Archivo