lunes, 18 de noviembre de 2013

Blooming no pudo derrotar a The Strongest 1-1

Blooming apretó a The Strongest en los minutos finales del partido hasta conseguir el empate a un gol (1-1) en el estadio Ramón Aguilera Costas y obstaculizar el avance de los atigrados, que hasta antes de la igualdad ya saboreaban la obtención de la victoria en el cierre de la décimo sexta fecha del campeonato Apertura.

Pablo Salinas apagó la ilusión atigrada convirtiendo el gol de la paridad a los 91` con una excelente definición de “chilena” ante un centro enviado desde el costado derecho cuando parecía que el tiro de esquina ejecutado inicialmente ya no sería problema para la defensa atigrada.

El Tigre estaba a un paso de sumar tres puntos, llegó a esta posición con el gol marcado a los 51` por Raúl Castro quien tomó un rebote del arquero Marco Vaca para empujar la pelota por debajo del cuerpo del golero.

Como pocas veces en este torneo el plantel de Blooming jugó con una asistencia de público cercana a las 20 mil personas y por la manera en la cual desarrollaba las acciones parecía que esto tampoco era motivación suficiente para ganar.

Dentro de los jugadores bloominista se notó la falta de convicción para cambiar el marcador luego de recibir el tanto de Castro. Había futbolistas que se proyectaban con velocidad y fuerza, pero no contaba con acompañamiento y el esfuerzo fue inútil.

The Strongest aprovechó la desorganización de Blooming para adueñarse de las acciones en territorio visitante y tomar un nuevo aire para ir diseñando un buen resultado.

Tras perder a Marco Barrera por expulsión a los 56` dejó un vacío en la defensa, el técnico Eduardo Villegas quiso equilibrar al equipo incluyendo a otro central pero perdió a Luis Hernán Melgar que sólo jugó algunos minutos en la zona de ataque.

Sin este pieza clave en la defensa el planteamiento de los gualdinegros fue más reservada y con más resguardo sobre la última línea. Daniel Vaca vio en peligro su arco varias veces sobre el final del cotejo y sus compañeros ingresaron en una desorientación.

Para ganar más tiempo los jugadores exageraron con la faltas, con los reclamos, de esto también formó parte los miembros del cuerpo técnico y el árbitro Raúl Orozco sin dudar expulsó a Villegas y al preparador de arquero Roberto Ariñéz, además de Ernesto Cristaldo, uno de los alternos.

Después del gol de Salinas el elenco cruceño tuvo otras oportunidades para marcar. La participación del mencionado jugador fue un aporte valioso por el desequilibrio que provocó en ataque. Con este punto trata de seguir mejorando su imagen.

0 comentarios:

Archivo