martes, 1 de octubre de 2013

USAID dice adiós a Bolivia

La agencia de cooperación estadounidense, Usaid, cesó ayer "definitivamente" sus actividades en Bolivia, cuatro meses después de que el presidente decidiera expulsarla del país, informó la Embajada de EEUU en La Paz. Según un comunicado de esa legación, el cese de las actividades de Usaid en Bolivia se dio "en concordancia con la decisión del Gobierno del presidente Evo Morales de expulsarla del país".

Nota de la embajada. "Todos los proyectos han sido cerrados y a partir de la fecha Usaid ya no administra ni ejecuta ningún programa de cooperación en Bolivia. De la misma manera, todas las actividades de financiación han sido cerradas", añade la nota.

Antecedentes. Morales expulsó a la agencia de cooperación estadounidense el pasado 1 de mayo con el argumento de que estaba conspirando en su contra, lo cual rechazaron ese organismo y el Gobierno de EEUU. Con la misma acusación de conspiración, el mandatario ya expulsó en 2008 al entonces embajador estadounidense Philip Goldberg y a la Agencia Estadounidense Antidroga (DEA), y EEUU replicó ese año expulsando al embajador boliviano Gustavo Guzmán. Las autoridades del Gobierno boliviano habían explicado varias veces que la salida de los cooperantes de Estados Unidos era un proceso en desarrollo, sin dar detalles de los avances.

La Directora de Usaid. Antes de dejar el país, la directora de Usaid en Bolivia, Janina Jaruzelski, sostuvo que esa entidad trabajó desde 1961 a la fecha en coordinación con el pueblo boliviano para "construir un futuro mejor", según el comunicado de la embajada estadounidense.

En los últimos años, la cooperación de Washington se enfocó en programas de salud y la protección del medio ambiente, en particular en el lago Titicaca, compartido con Perú. Usaid también cooperó en la construcción de puentes, caminos y escuelas en todas las regiones bolivianas, además de apoyar el desarrollo de productos "exitosos" como el café y la quinua.

La propuesta. La alcaldía de La Paz, controlada por el opositor Movimiento Sin Miedo, inició la semana pasada un proceso para expropiar el inmueble de Usaid, situado en el barrio de Obrajes, en la residencial zona sur, en una superficie de 7.198,76 metros cuadrados y con un valor catastral de $us 2 millones. Una vez concluido el proceso, que tomará al menos medio año, el municipio paceño prevé instalar allí oficinas desconcentradas de los servicios de gestión tributaria municipal y territorial, así como una plataforma de Atención Integral a la Familia.


0 comentarios:

Archivo