lunes, 21 de octubre de 2013

Consejos para usar piercing en la lengua

Moderno pero peligroso. Tener un piercing en la lengua es cada vez más común en todo el mundo y es una tendencia de moda. Actualmente una infinidad de jóvenes no piensa en las consecuencias que les puede originar su “nueva moda”. Por eso, el odontólogo Rafael Molina señala claramente los problemas que pueden acarrearles tanto en sus dientes como las mismas infecciones al cual aconseja "mejor no colocarse".

Fracturas en dientes. Es un problema común entre las personas que usan piercings en la lengua. Los dientes pueden desgastarse o astillarse con el piercing al comer, dormir, hablar o al morderlo. Entre sus consecuencias, las fracturas pueden limitarse al esmalte dental y requerir un empaste, o pueden ser más profundas y necesitan un conducto radicular o la extracción del diente.

Lengua inflamada. No es raro que la lengua se inflame, pero en algunos casos la inflamación es tan grave que puede dificultar la respiración, el médico debe entubar al paciente por la nariz hasta que la inflamación se alivie.

Infecciones. En la mayoría de los casos, hay infecciones causadas por los piercings porque la lengua queda cubierta por bacterias. Cuando se perfora el músculo, dichas bacterias pueden introducirse en el torrente sanguíneo y luego afectar a diferentes órganos de su cuerpo.

Tiempo cicatrización. Se debe tomar en cuenta que para cicatrizar se tiene que estar en constante limpieza durante más de un mes, además de provocar algunas molestias. Durante este tiempo debe utilizarse un enjuague bucal antiséptico después de cada comida y cepillar el piercing.

Alergias. Otro de los aspectos a tomar en cuenta es que hay que asegurarse que la persona que coloca el piercing utilice el tipo de metal adecuado, como “acero quirúrgico”. Algunas personas sufren reacciones alérgicas a ciertos metales, que pueden provocar complicaciones más graves.

0 comentarios:

Archivo