viernes, 25 de octubre de 2013

Consejos para tener personalidad digital - Tecnología

El fenómeno de las nuevas tecnologías ha impactado en muchos aspectos nuestra vida cotidiana, pero en especial en la forma de comunicarnos con los demás.

Internet, que ya cuenta con 2.400 millones de usuarios según la empresa Pingdom, ha tenido mucho que ver en este proceso. Ya no basta solo con reunirnos personalmente con familiares, amigos o conocidos. Ahora, podemos comunicarnos en infinidad de maneras y una de las más utilizadas es la web.

Créalo o no, los usuarios de Internet adquirimos una ‘personalidad en línea’, que no son más que reflejos de nuestros sentimientos y preferencias a la hora de compartir información. Así lo determinó un estudio realizado por MasterCard a través de la iniciativa Digital Sharing and Trust Proyect, donde se examinaron dos factores fundamentales: la confianza y el intercambio de información en línea. “En el mundo digital de hoy, los consumidores invierten más tiempo y dinero en línea”, aseguró Theodore Iacobuzio, vicepresidente del grupo Global Insights de MasterCard.

Dicha investigación también reveló que existen unas jerarquías determinadas por la disposición de cada usuario para compartir ciertos contenidos. Esto se relaciona, en gran medida, con el manejo de su identidad digital.

Personalidades

Estas son las cinco personalidades que se identificaron, de acuerdo al valor que los usuarios le otorgan a la protección de sus datos personales y a cómo utilizan esta información.

Comunicadores Amplios. El 21 por ciento de los consumidores en línea pertenece a esta categoría, donde el 60 por ciento son hombres.

Este grupo tiene un conocimiento digital más amplio en comparación con las otras ‘personalidades en línea’ y tienden a realizar actividades con menor factor de riesgo en la web.

La mitad de ellos están en línea más de 10 veces al día y cuando comparten su información personal, esperan descuentos, acceso y ofertas a cambio.

Participantes Básicos. Este grupo (que representa el 21% de la población) incluye a algunos de los usuarios más dedicados de las redes sociales que sencillamente buscan interactuar, aunque no son consumidores hábiles con la tecnología.

Cuando se trata de hacer compras en línea, el 80 por ciento investiga los productos en la web, pero solo el 63 por ciento prefiere hacer la compra en persona. Aunque están conscientes del mercadeo dirigido, no consideran su información de alto valor.

Exclusivamente Compradores. Se caracterizan por su elevada confianza en Internet, ya sea para realizar compras como también para investigar sobre ellas.

Representan el 21 por ciento de los consumidores en línea. El 90 por ciento de estos compradores investigan los productos antes de comprarlos y la mitad de ellos compara sus precios con los que ofrecen las tiendas para encontrar la mejor oferta.

Este grupo es poco consciente del mercadeo dirigido. Solo el 37 por ciento sabe que las redes sociales utilizan su información personal para crear anuncios personalizados.

Usuarios Pasivos. Estos consumidores no están del todo convencidos del valor de Internet, por lo que pasan la menor cantidad de tiempo posible en línea.

Representan el 20 por ciento del total de usuarios en la web. Son quienes menos utilizan las redes sociales y hacen compras en línea (48 por ciento únicamente), pues prefieren hacerlas por medio de sus dispositivos móviles. Además, están dispuestos a proporcionar sus datos personales a cambio de algo.

Guardianes Proactivos. Componen el 17 por ciento de todos los consumidores en línea. Están altamente conscientes del mercadeo dirigido y por eso el 82 por ciento reconoce que comercios pueden dirigirse a ellos con base en sus búsquedas y el historial de su navegador.

Las probabilidades de que utilicen las redes sociales son mínimas. De todas las personalidades en línea, los ‘guardianes proactivos’ son los más precavidos con las configuraciones de privacidad y se preocupan por proteger y controlar sus huellas digitales.

Otros hallazgos

En la investigación también se determinaron una serie de características aplicables a todas las ‘personalidades en línea’:
Los consumidores saben lo que valen. De acuerdo con el estudio, el 64 por ciento de los consumidores cree que su información personal tiene un valor para los comercios.

La mayoría de los consumidores son hábiles con las configuraciones de privacidad. El 60 por ciento de los consumidores sabe cómo cambiar la configuración de privacidad en su navegador web.

Los consumidores disfrutan de las ofertas personalizadas a cambio de compartir información. El 55 por ciento valora cuando las compañías dan ofertas personalizadas a cambio de información que los usuarios comparten.

Los consumidores consultan los precios en sus dispositivos móviles antes de comprar. El 49 por ciento de ellos compara precios cuando aún se encuentran dentro de la tienda para asegurarse de obtener las mejores ofertas.

“Esta investigación muestra que, independientemente de quiénes somos y en dónde vivimos, todos tenemos algo en común cuando se trata de nuestro comportamiento en línea”, afirmó Theodore Iacobuzio, Vicepresidente del grupo Global Insights de MasterCard.

¿Qué personalidad tiene usted? Responda las siguientes preguntas para averiguarlo.

El Tiempo

0 comentarios:

Archivo