domingo, 4 de agosto de 2013

Hinchas del Corinthians son liberados

Pese a que los familiares y el Club San José, presentaron una apelación el Juez No 3 de Instrucción Cautelar de Oruro, Julio Guarachi, dispuso la liberación de los restantes cinco hinchas del Corinthians acusados de matar a Kevin Beltran (14), con una bengala en un partido de futbol que este equipo disputaba con San José por la Copa Libertadores.

La autoridad judicial explicó que se asumió la determinación, debido a que los allegados del joven de 14 años y representantes del Club Santo presentaron a “destiempo” el recurso de apelación al Requerimiento Conclusivo de Sobreseimiento.

“Creo que ahora sí, se hizo justicia, somos inocentes, estamos muy contentos no tenemos nada contra el pueblo boliviano, más creo que fue una mala experiencia en nuestras vidas que esperemos jamás se repita”, dijo en entrevista con Fides Oruro, Reginaldo Cohelo (35), quien estuvo con detención preventiva en la cárcel de San Pedro orureña junto a José Carlos da Silva Júnior (20), Marco Aurélio Mecere (31), Danielo Silva de Oliveira (27), Cleuter Barreto Barros (24).

Los cincos hinchas retornaran en las siguientes horas hasta su país natal Brasil, pero primero harán una escala en la sede de Gobierno, antes de emprender retorno a casa donde familiares amigos esperan con ansia su regreso.

Kevin falleció el pasado 20 de febrero tras ser impactado en el rostro por una bengala, tras el suceso 12 hinchas del Corinthians fueron aprehendidos por hallarse evidencia que los implicaba con la muerte del menor. En junio pasado, siete de los aprehendidos fueron liberados por la justicia boliviana y los cinco restantes aun aguardan las resoluciones judiciales.

Durante este proceso, la familia Beltrán recibió 50 mil dólares por parte del club brasileño, como una ayuda solidaria por la muerte del joven hincha. No obstante, denunciaron que con esta entrega pretendieron que desistan del caso.

Hincha admitió haber matado a Kevin

Días después del encuentro entre Corinthians y San José, jugado el 21 de febrero, en una entrevista concedida al periodista Valmir Salaro, un adolescente de 17 años, de quien no facilitaron el nombre, dijo ser el autor del disparo de la bengala que mató a Beltrán.

El adolescente acudió a la entrevista acompañado por su madre, quien aseguró que obligó a su hijo a confesar que fue él quien disparó la bengala que mató al hincha "santo", de lo contrario ella misma lo entregaría a la Policía.

Durante la entrevista, el adolescente aseguró que lo que pasó fue un accidente. "En aquel momento exacto en que la bengala se disparó estábamos festejando el gol. Yo saqué la bengala de mi mochila, estaba en un bolsillo, fui a encenderla, para mí, era como si fuese igual a los otros (que lanzan petardos). Tiré del seguro y empujé el cordón pero nada pasó, en el momento en que fui a empujar de nuevo, la estaba manipulando, no sabía cómo manipularla, empujé una segunda vez y salió disparada hacia la hinchada boliviana", explicó el joven.

Cuando el periodista le preguntó si lo hizo de forma premeditada, contestó que no tenía nada contra la barra de Bolivia y que sólo quería encender la bengala para festejar. "No sabía que esa cosa iba a salir volando así o algo parecido".

Radio Fides

0 comentarios:

Archivo