miércoles, 7 de agosto de 2013

Consejos para elegir su primer brasier - Mujeres

Qué niña no sueña con portar su primer brasier o mejor conocido en nuestro medio como “sostén”, cuando en realidad los especialistas en el mercado lo llaman: “sujetadores”. Se trata de toda una experiencia, el color, la forma, con o sin detalles, con motitas pequeñas o tal vez grande, de algodón y lo más importante ¿qué talla?. Te has preguntado, cuál es la ideal para tu hija adolescente. Pues, aunque lo veas muy fácil de responder, debes de tomar en cuenta que se trata del primer artículo, que sumará por el resto de su vida en el armario. Por tanto, debe ser el ideal, para que ella se acostumbre rápido.

Talla correcta. que no es más que la medida del contorno de la espalda. ¿Cómo la obtienes?, mide de forma horizontal alrededor del torso, a la altura de la base del busto. La talla del sostén está dada en números: 32, 34, 36, 38, etc. La correcta, es determinante para que un sostén sea cómodo.

Copa correcta. La talla no es todo lo que debes de fijarte, porque aunque te siente bien, si se muestra abultado o ajustado, irá en contra de tu imagen. Para obtener la medida correcta de la copa que te sienta, debes sacar la medida por el volumen del busto, que es la del contorno, a la altura de la parte más sobresaliente del busto. La copa se identifica por las letras que van desde: la A hasta DD. La copa adecuada está directamente relacionada con la modelación de un sostén.

También fijate en: que la copa no debe presionar el busto, sino sostenerlo. Tampoco debe partirlo en dos con su borde superior. Después de ponerte el sostén, mete tu mano y levanta cada uno de tus senos para que quede lo más elevado posible dentro de la copa.

La espalda, que debe ser exacta a la medida de tu tórax. No debe quedar espacio entre el frente del sostén y tu esternón.

También, ajusta los breteles lo suficiente para levantar tu busto, pero no tanto para que no se marquen en tus hombros. Colócalos justo sobre el hueso de tu hombro. Y el arco, nunca debe aplastar al seno ni dejar un espacio bajo este. Cuida mucho que sus orillas no se claven en tus senos.


0 comentarios:

Archivo