jueves, 11 de julio de 2013

Consejos para tener un gato en casa - Familia

Ya en el antiguo Egipto se creía que el gato podía curar algunas dolencias. Actualmente, investigaciones científicas aseguran los beneficios de tener un gato en casa. Tal es el caso del Instituto de Investigación Animal de Carolina del Norte (EEUU), que aseguró que el ronroneo felino constituye un mecanismo curativo similar al tratamiento con ultrasonidos en medicina humana. A ello, el sicólogo, especializado en geriatría, Willan Villagómez, señala que la compañía de una mascota, en este caso el felino, es de gran ayuda, ya que retribuye el cariño a su dueño.

Mejora el estado de ánimo. De esta manera y considerando estas teorías, este animal es el apoyo ideal físico y psicológico en la etapa de la tercera edad convirtiéndose en una buena terapia con la sola relación con este animalito. "Les ayuda a estar más felices y acompañadas", manifiesta Villagómez. Mientras que la página de salud 101salud, apunta que favorece a mejorar la reinserción social, consigue que expresen sus sentimientos y mejora su estado emocional.

Su influencia con la presión sanguínea. Por otra parte, otros estudios demostraron que simplemente estar cerca de gatos disminuye la presión arterial. Aunque no se conoce la razón exacta detrás de esto, probablemente esté ligada a la disminución de los niveles de estrés. La gente se relaja cuando los tiene cerca, y especialmente cuando lo acarician. La merma de los niveles de estrés disminuye la presión sanguínea. Es así que la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, que realizó dicho estudio, concluyó que poseer mascotas controla la presión sanguínea mejor que los medicamentos contra la hipertensión.

Cuidados necesarios con los gatos

Los desechos de gato deberían ser arrojados en la basura y no en el inodoro. Los areneros y aéreas de juego para niños deberían ser cubiertos cuando no son utilizados. Los gatos eligen sitios con tierra o arena para hacer sus necesidades. En los estudios que se halló altas concentraciones de ooquistes de Toxoplasma gondii en estas áreas.

Los jardineros deberían utilizar guantes ya que los jardines son otros de los sitios preferidos por los gatos. Según estudios, las personas con contacto con esta tierra, pueden tener hasta 100 ooquistes en la tierra debajo de sus uñas.

0 comentarios:

Archivo