martes, 9 de julio de 2013

Consejos para prevenir usar prendas XXL - Mujeres

Aproximadamente el 80% de los niños y adolescentes obesos lo seguirá siendo en la edad adulta. Cifras alarmantes, más aún cuando en la actualidad está siendo muy frecuente en la preadolescencia, período asociado a riesgo de ganancia de grasa.

¿Por qué se produce la obesidad? La endocrinóloga Soraya Pérez señala que los causantes puede ser factores genéticos, nutricionales, neurales y factores asociados al tejido graso.

Indica que es un problema que puede y debe prevenirse desde la niñez, inculcando hábitos alimentarios adecuados. "No es como se cree que un bebé gordito es saludable, porque con los años se puede convertir en obeso", alarma.

Preocupante. Pérez señala que en sus consultas cada día ve cómo se incrementa la diabetes tipo 2 en niños, provocada a raíz de la obesidad. "Antes solo era común en los adultos", advierte.

1 No a la comida chatarra. Es muy importante cambiar los hábitos alimentarios, diciendo no a la comida chatarra. De esta manera, evite las hamburguesas, pollo, pizzas, más aún en las noches. De lo contrario, aumentará la cantidad de calorías.

2 Reducir la hora ante la tv y computadora. Hay una relación directa entre horas que se ve la televisión, y ahora también la computadora y el riesgo de obesidad, ya que reemplaza actividades que consumen energía y se come más mientras se está frente a la pantalla.

3 Actividades al aire libre. Puede realizar actividades del gusto del preadolescente, de preferencia al aire libre con una frecuencia de tres o cuatro veces a la semana. Asimismo, se recomienda incrementar las horas de educación física en los colegios.

4 Dé ejemplo. En cerca del 30% de los niños afectos de obesidad, ambos padres también lo son. El riesgo de obesidad de un niño es 4 veces mayor si uno de los padres es obeso y 8 veces mayor si ambos lo son. Por este motivo, es importante mejorar en conjunto los hábitos alimenticios.

5 Active su vida social. Se recomienda sí o sí las actividades. Ello significa que tengan contacto con sus pares, ya sea amigos y primos. La ganancia de grasa puede llevarlos a actitudes antisociales, aislamiento y depresión. Así como también producir enfermedades de las articulaciones como la artritis, artrosis, hipertensión arterial e insuficiencia cardíaca.

0 comentarios:

Archivo