viernes, 28 de junio de 2013

Video del Accidente mortal en Huancollo

Un video que se comercializa a sólo cuatro bolivianos en las calles paceñas revela que la morenada participante en la fiesta de San Juan de Huancollo ocupó los dos carriles de la carretera La Paz-Desaguadero y hubo denegación de auxilio a las víctimas de la múltiple colisión del 21 de junio.

En las imágenes, presumiblemente obtenidas por un camarógrafo de los prestes, se observa una demostración de danzarines en plena vía internacional, ocasionando embotellamiento vehicular y que derivó en una tragedia, cuyo balance preliminar fue de once muertos y varios heridos.

Al promediar las 17:30 horas de ese día, según las tomas, un numeroso grupo de morenos recorrió decenas de metros de distancia, impidiendo el paso de vehículos de alto tonelaje y de otra capacidad. Muchos de ellos aguardaban que concluya la demostración, en tanto que otros utilizaron desvíos.

Testigos circunstanciales del hecho indicaron a ERBOL que los prestes ignoraron las normas que rigen para una ruta internacional y tardaron varios minutos antes de abandonar el tramo.

En el lugar del siniestro, los conductores tuvieron poco margen para continuar con su viaje, por las características del terreno y además que la danza estuvo acompañada por una banda de músicos.

María Elena Buitre, preste mayor de la fiesta de San Juan, aclaró que los fraternos ya no se encontraban en la carretera en el instante del hecho, pero no dijo que a raíz de la demostración hubo embotellamientos e infracciones al reglamento de Tránsito.

El momento fatal

Testigos del hecho e imágenes del video confirman que la múltiple colisión se produjo luego que el conductor de la cisterna, Juan Gabriel Martínez Fernández, quiso evitar el choque contra un camión de alto tonelaje que invadió carril. En el intento, se “estrelló” contra siete vehículos que reanudaban su viaje hacia La Paz.

El chofer del vehículo -que llevaba alcohol a la República del Perú- indicó el martes anterior que no consiguió eludir al camión infractor y además fue encandilado por los rayos del sol al atardecer.

El video muestra a Martínez aprisionado en la cabina de la cisterna, en tanto que el chofer del camión procura vanamente retroceder.

En los 30 minutos de margen entre el choque y el incendio, acompañado de explosiones, algunos bailarines de la morenada –muestran las imágenes- observaron con indiferencia el dramático cuadro de vehículos chocados. Sólo una mujer intentó rescatar a los pasajeros aprisionados en una vagoneta.

“Nadie se conmovió por los gritos y los lamentos. Todos veían los efectos del múltiple choque y después el incendio que calcinó a varias personas”, afirmó un testigo.

El chofer Juan Gabriel Martínez contó posteriormente una supuesta actitud pasiva de los danzarines y es más, “ninguno de ellos se sacó el traje” para activar un plan de salvataje de muertos y heridos.

La ayuda de bomberos y otras unidades de la Policía tardó en llegar, sólo un uniformado minutos previos al choque pretendía vanamente ordenar el tráfico vehicular.

“Yo vi a una señora que salió de un minibús y a los pocos minutos retornó al interior de la movilidad para salvar su mercadería. En ese intento fue consumida por el fuego y se convirtió en una víctima más”, dijo una persona en Huancollo.

“Fiesta sangrienta a cuatro pesitos”

El drama para los familiares de las víctimas del accidente de Huancollo no terminó en la morgue del Hospital de clínicas de La Paz.

Desde el miércoles 25 comerciantes de DVDs venden en las calles el video de la tragedia, donde se incluye la demostración folklórica de los morenos.

“Señor compre, compre La Fiesta Sangrienta a cuatro pesitos”, “no tiene cortes, se ve todo, compre compre”, gritaba a rabiar una vendedora ambulante en el puente peatonal de la popular Pérez Velasco.

Pese a los operativos de decomiso dispuestos por la Intendencia Municipal de La Paz, los comerciantes se dieron modos para satisfacer la curiosidad de los transeúntes.

Erbol


0 comentarios:

Archivo