sábado, 8 de junio de 2013

Cocodrilo gigante atemoriza Australia

Este cocodrilote ama los trozos de carne de búfalo que le arrojan y siempre da un gran espectáculo atrapándolos en el aire cuando se los arrojan o arrancando la carne de un palo donde está ensartada.

Cuando salta fuera del agua para apoderarse de la carne hay muchos gritos de ¡¡aaahh!!, ¡oooho!, y ¡Dios mío!, que dan los turistas algo asustados al verlo tan cerca.

Pero no hay peligro, nunca ha atacado a un turista. La impresionante foto del cocodrilo gigante saltando fuera del agua para comer su carne de búfalo fue tomada por Katrina Bridgeford cuando llevaba en su viaje de placer a sus hijos Jordan, de 14 años y Dylan Woodward, de 11.

Katrina solo pronunció dos palabras cuando el enorme cocodrilo se elevó del agua enfrente del grupo: “Santo cocodrilo!”.

Los viajes en cruceros para ver a los cocodrilos saltadores son una atracción turística en el territorio norte de Australia. Los guías muestran a los turistas el río Adelaide infestado de voraces cocodrilos, que son mantenidos a raya dándoles de comer apetitosos trozos de carne de búfalo. Los guías cuentan que “Brutus” tiene 60 años y que un día cuando se internó en el mar un tiburón le arrancó de un bocado la pata anterior derecha. El saurio en una épica pelea lo venció y terminó devorándolo.

El enorme animal, de casi seis metros de largo, cuando oye que se acerca una lancha de turistas da saltos fuera del agua para atrapar la carne.

En el territorio norte de Australia, las autoridades dan a conocer a los turistas que no están en áreas de cocodrilos come hombres. “Brutu” los intimida y siempre se acerca a los turistas por su trozo de carne.

La guía del crucero explica que no han entrenado a “Brutus” para hacer un acto de circo: “Un cocodrilo salta naturalmente fuera del agua para apoderarse de la carne cercana”. Los guías tienen permiso del gobierno para alimentar a esos cocodrilos, pues así se previene de que ataquen a los aborígenes para tragárselos como lo hacen en África con los nativos.

Extra

0 comentarios:

Archivo