miércoles, 19 de junio de 2013

Alfonso Toto Arévalo rumbo a la cárcel de San Pedro

El director de Deporte Total, Alfonso Toto Arévalo perdió un juicio por una demanda laboral que le inició su ex trabajador, Francisco Horacio Millares Murillo, y deberá cancelar Bs. 60.800 por el pago de beneficios sociales, según la sentencia del juez de partido del Trabajo de Cochabamba, Marco Fajardo Montaño.

En el documento que fue emitido el 12 de abril de 2013, la autoridad judicial ordena al periodista y su esposa, Sonia Deheza, representantes de la Empresa Difusora Arévalo SRL, cancelar dicho monto, bajo la figura de “despido sin justa causa por el tiempo de servicios de 8 años, 11 meses y 26 días”.
Toto Arévalo dijo a ERBOL que la demanda ha sido apelada en Cochabamba y que no correspondía se ventile en el ámbito público un “asunto estrictamente privado”.

El 26 de agosto de 2011, Millares le inició una demanda social contra la Empresa Difusora Arévalo SRL, por un segundo contrato.

“Este segundo contrato surgió desde el 01.08/2002 hasta la fecha de despido 26.07/2011 correspondiendo los beneficios sociales que liquida en su demanda, argumenta haber cumplido una dependencia de obediencia laboral, con carga horario de ocho horas diarias y la remuneración correspondiente al trabajo realizado, como así también horas extraordinarias de sábados, domingo y feriados. Expresa que habiendo transcurrido más de nueve años de la última relación laboral en fecha 26.07/2011 de manera intempestiva y sin ningún aviso laboral fue comunicado que su persona dejaría de trabajar para la empresa demandada”, indica la sentencia.

Descargos
Adolfo Foronda Noya, en representación de la parte acusada, mediante escrito de octubre de 2012, opone excepciones de impersoneria, incompetencia territorial, imprecisión y contradicción en la demanda.

“En ningún momento existió relación laboral con el demandante, ello habida cuenta que Difusora Arévalo SRL nunca contrató como empleado a Francisco Millares Murillo, ni por escrito ni mucho menos verbalmente. El demandante omite señalar su condición de reportero y productor independiente, insiste en el hecho, que el demandante trabaja y trabajó de forma independiente, bajo su propia cuenta y cargo”, indica el texto.

En la documentación a la que accedió ERBOL, varios testigos dan fe que Millares sí trabajó en Deporte Total.

“Ronald Antonio Tapia Martínez: “Desde 1990 hasta que tuvo problemas de salud, después lo vi el 2002 hasta el 2011 podría ser que nos encontramos en Cochabamba”.
Mauricio Ronald Soria Portillo; “afirma que a Francisco Millares lo conoce realizando tareas de reportero en 1994 cuando empezó a jugar en Bolívar”.
Guido Dante Berríos: “el demandante hacía despachos a La Paz mediante comunicación televisiva”.

Javier Enrique Alcoba: “el actor llegó a dicho canal refiriéndose a ATB para trabajar con el programa Deporte Total y sin precisar señala que podría ser el 2002”.

Roberto Marcelo Martínez Romero: “afirma que en la gestión 204 eran corresponsales, él haciendo alusión al actor era reportero”.
Luis Jorge Abrego Alanes: “aduce que trabajó en ATB desde 2002 y por eso le consta que el señor Millares trabajó para Deporte Total”.
Américo Israel Sandalio Paz: “el actor era corresponsal de Cochabamba”.

Apelación
Alfonso Arévalo Aranibar reiteró que la sentencia ya fue apelada a otra instancia de la justicia cochabambina y mal se puede reconocer el monto fijado.
“Esa demanda se ha apelado, pero es un tema totalmente privado no tiene nada que ver Erbol en esto, imagínese que las demandas privadas tendrían que ver. Todo sigue un proceso legal y yo le estoy iniciando un proceso por difamación, porque esas cuestiones absolutamente privadas no tienen que tener ningún carácter público y las leyes determinarán si él tiene razón o nosotros no”, manifestó.

Erbol

0 comentarios:

Archivo