martes, 28 de mayo de 2013

Informe Programa Evo Cumple gastó $us 438,7 (2006 y 2011)

Una investigación independiente del partido Unidad Nacional en base a datos del Ministerio de Economía y Finanzas señala que entre 2006 y 2011 el gasto del Programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple” fue de 438.706.300 dólares, distribuidos en su gran mayoría en proyectos de infraestructura educativa y deportiva.

Según el documento presentado este martes la mayoría de estas obras “fueron pequeñas y medianas obras de construcción que se repartieron con una lógica política y electoral”.

El primer gasto del programa se refiere al ítem de educación con un gasto de 120.7 millones de dólares, le sigue deporte con 115.6 millones de dólares, equipamiento comunal 88.9 millones de dólares, saneamiento básico con 27.3 millones, el área productiva con 25.7 millones, salud con 23.7 millones de dólares, infraestructura vial 18.3 millones de dólares, riego 18.1 millones de dólares.

Sobre el área deporte UN cuestiona la construcción de canchas sobre la priorización de otros proyectos como los de salud según su cálculo estos recursos hubieran sido suficientes para adquirir vacunas que prevengan el cáncer de útero y beneficien directamente a las mujeres bolivianas.

Sobre el equipamiento comunal, según el documento de UN, este es el mejor ejemplo de que el citado programa funciona como “una caja” que permite a Evo Morales satisfacer a sus electores, los proyectos son diversos y se puede encontrar desde la construcción de muros, surtidores, terminales de buses hasta mausoleos y esculturas conmemorativas.

También cuestionan el destino del gasto a nivel regional, ya que Cochabamba es el departamento más beneficiado con 113 millones de dólares en proyectos, seguido de La Paz con 87 millones, Santa Cruz 53 millones, Potosí 49 millones, Oruro 43 millones, Beni 28 millones, Chuquisaca 26 millones, Pando 22 millones y Tarija 13 millones.

Si por una parte afirma que el programa beneficia al departamento donde más apoyo tiene Morales por otra parte concluye (contradictoriamente) que el mismo "no prioriza a los sectores más pobres, sino a los políticamente adversos".

La conclusión de UN, es que además de tener fines electoralistas la ejecución de este programa, calificado como “rentista”, es “un obstáculo para la institucionalización de Estado, como par a la emancipación de los pobres de la tradicional tutela”.

Radio Fides

0 comentarios:

Archivo