sábado, 27 de abril de 2013

Control policial en santuario de Copacabana

Volvió la tranquilidad a Copacabana este sábado, pese al fuerte resguardo policial en el santuario y el anuncio de una asamblea de pobladores que exigen se esclarezca con prontitud el robo de joyas de la Virgen.

Periodistas de radio Copacabana pudieron observar que alrededor de 40 efectivos mantienen vigilancia permanente, para evitar hechos de violencia.

El sacerdote franciscano René Bustamante dijo a Erbol que los servicios religiosos se desarrollaron con normalidad, no obstante la presencia de uniformados.

El fallo del juez Juan Arroyo determinando la libertad provisional de seis sindicados de presunto vínculo con el robo, provocó la molestia de la gente.

Muchos habían anunciado que ingresarían al templo para obligar a que se esclarezca el delito.

Durante toda la noche del viernes grupos de vecinos pretendieron hacer vigilia en los alrededores de la Iglesia, pero por el frío optaron por dirigirse a sus hogares.

Panorama

El juez Juan Arroyo informó en las últimas horas que la gente que no esté de acuerdo con su fallo, podía apelar a otras instancias.

Anoche se dirigió a la muchedumbre que le reclamaba por la liberación de los sindicados, recordándoles que su fallo no era el final, sino que existían otras instancias legales para llevar adelante su reclamo.

El religioso Yurak Vakberti recibió arresto domiciliario, en tanto que el sacerdote Elvio Frías, el policía Manuel Maldonado, el sacristán Lázaro Naval Pomacusi y el sereno de Entel, Eulogio Layme fueron arraigados. El padre René Vargas debe presentar una fianza de cinco mil bolivianos para poder movilizarse en libertad.

Erbol

0 comentarios:

Archivo