viernes, 26 de abril de 2013

Consejos para consumir yogur - Mujeres

En esta temporada de otoño, con algunos vientos de sur que dejan la piel seca y estirada, una buena mascarilla casera a base de yogur es ideal para nutrir y darle color y brillo natural al rostro. Las mascarillas ayudan a hidratar la piel y proveer valiosos nutrientes que la protegen contra el rudo y seco clima frío. La esteticista Romina Vásquez nos da algunos secretos caseros para preparar mascarillas en un par de minutos y a bajo costo.

Yogur y miel. Esta receta es para todo tipo de piel. Es una mascarilla que desinfecta, exfolia y nutre. Deja la piel con sensación de frescura y luce más brillante. Ayuda a prevenir puntos negros y espinillas. Se necesita 1 cucharada de yogur natural (sin color, ni sabor) y 1 cucharadita de miel. Mezclar todo, aplicarlo sobre la piel limpia y dejar por 10 minutos. Limpiar con agua al tiempo y aplicar humectante.

Yogur, banana y fresa. Para la piel grasa. Es humectante y exfoliante. Mezclar en un recipiente una cucharada de puré de banana, una cucharada de puré de fresa y una cucharadita de yogur.

Mezclar todo, aplicarlo sobre la piel limpia y dejar por 10 minutos. Limpiar con agua al tiempo y aplicar humectante. Si desea hacer una cantidad más grande, poner en la licuadora, aplicar un poquito en el rostro y se come el resto.

Yogur con avena. Es una receta exfoliante. Utilizar una cucharada de avena natural entera y una cucharada de yogur. Poner la avena en agua caliente y dejarla por 1 hora para que se ponga más suave. Poner agua hasta cubrirla. Hacer una pasta con el yogur. Aplique al rostro limpio y con movimientos rotativos suaves restregar en todo el rostro para eliminar células muertas e impurezas.

Enjuagar con agua y aplicar crema o tónico humectante. Deja la piel tersa y bella.

Recomendaciones. Las mascarillas siempre se deben aplicar sobre piel limpia.
Cualquier producto sobre la piel no debe estirarse al momento de sacarla, recuerde que la piel es un órgano delicado y debe tratarse con suavidad y gentileza.

Cuando coloque la crema casera hágalo con movimientos rotativos hacia arriba siguiendo la dirección de los músculos y déjela por el tiempo indicado. Luego lave con agua templada o tónico facial. Durante el tiempo que se tiene la mascarilla se debe de estar acostado y preferiblemente relajado, sin hablar ni hacer muecas.

0 comentarios:

Archivo