miércoles, 24 de abril de 2013

Bolivia reclama a La Haya que obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar

La Paz, 24 Abr.- La demanda que presentó Bolivia contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, plantea que ese país tiene la obligación de negociar de buena fe un acuerdo pronto y efectivo en procura de lograr una salida soberana al mar sin revisar el Tratado de 1904.

El Canciller David Choquehuanca, quien encabeza la Comisión Marítima, aclaró que la demanda presentada no es un acto inamistoso contra Chile ni su pueblo, pues sólo busca encontrar una solución definitiva a un centenario problema, que es de interés hemisférico.

“La demanda boliviana solicita a la Corte Internacional de Justicia falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacífico, esta solicitud no se basa en el Tratado de 1904”, manifestó Choquehuanca desde Holanda.

“El Estado Plurinacional de Bolivia hoy 24 de abril de 2013 demanda de Chile ante la Corte Internacional de Justicia asumiendo el mandato histórico del pueblo boliviano recogido y anunciado por el presidente Evo Morales (…). Bolivia acude a esta vía luego de agotar todos los medios de diálogo y debido a las constantes dilaciones de los gobiernos chilenos en relación al justo reclamo del derecho boliviano a retornar al mar de manera soberana”, agregó el Canciller.

La Comisión Marítima está compuesta por el canciller David Choquehuanca, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, el embajador plenipotenciario Eduardo Rodríguez, Sacha Llorenti, la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, el presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, el procurador General del Estado, Hugo Montero y el vicecanciller Juan Carlos Alurralde, interpuso la demanda a las 09.15 hora boliviana, 15.15 hora de Holanda.

El Jefe de la Diplomacia boliviana explicó que la demanda fue elaborada en más de dos años de trabajo por la Dirección de Reivindicación Marítima, con la participación de autoridades, organizaciones de la sociedad civil y expertos bolivianos contando además con el concurso de especialistas en derecho internacional.

“Bolivia convencida de que la paz, la amistad, la buena vecindad y la complementariedad deben primar entre las naciones, hace conocer con dignidad humildad y espíritu integracionista su decisión a toda la comunidad internacional, a fin de que acompañen esta demanda que en derecho y en justicia busca restablecer los derechos de un país injustamente enclaustrado y privado por más de 100 años de la cualidad marítima con la que nació”, señaló.

Finalmente afirmó que “Bolivia como país pacifista deposita su confianza en la Corte Internacional de Justicia, a la reconoce como el más alto tribunal establecido por la humanidad para la solución pacífica de las controversias entre Estados”.

ANTECEDENTES: La demanda marítima surge luego de que el Gobierno del presidente Evo Morales forjara junto a la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, una agenda de 13 puntos que, en lo que respecta a este punto, establecía la necesidad de generar propuestas útiles, factibles y concretas para resolver este problema centenario.

Pero los avances logrados con Bachelet se vieron diezmados con el nuevo Gobierno de Sebastián Piñera, porque las reuniones y las propuestas que Chile debía presentar sobre este tema no fueron posibles lo que, según la Cancillería boliviana, no generó espacios para arreglar esta demanda, provocando retrasos que obligaron a Bolivia asumir otras medidas.

Fue en ese contexto que el presidente Morales, el 23 de marzo de 2011, anunció con presentar una demanda a estrados internacionales para recuperar la salida al mar, y luego de dos años la misma fue concluida.

El pasado 23 de marzo, el mandatario dio a conocer que la demanda estaba lista por lo que, antes de su presentación ante la Haya, se definió socializar la misma, en sus aspectos generales, ante ex presidentes y ex cancilleres, partidos políticos, organizaciones sociales y población en general.

Tal medida motivó al Gobierno de Chile al repudio desde diferentes esferas, pero también a perfilar acciones de respuesta, pues desde el 2011, como dijo el canciller chileno Alfredo Moreno, se cuenta con recursos para iniciar la defensa de Chile.

A ello se suman las reuniones políticas a las que el presidente Piñera convocó para unificar la postura frente a este nuevo juicio que enfrentará en la Haya, pues actualmente tiene una disputa con Perú sobre la delimitación marítima entre ambos países.

ANF

0 comentarios:

Archivo