jueves, 27 de diciembre de 2012

Consejos para comprar carne de cerdo en Año Nuevo

La Paz, 27 de diciembre.- Si va a comprar carne de cerdo para la cena de Año Nuevo verifique que ésta tenga uno de los sellos de sanidad otorgado por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasag), que se coloca en el matadero de origen, el de Zoonosis en el punto fijo de la Garita de Lima y el de la Intendencia que se realiza en todos los puntos de venta o comercialización.

La Intendencia Municipal lleva adelante controles permanentes para verificar que esta carne que es vendida en la calle Incachaca y vías adyacentes tenga el respectivo sello.

El titular de la Intendencia, Mauricio Ruíz, indica que en caso de que la carne no tenga el sello, se debe realizar un examen ocular en la parte del músculo de la pierna o entrepierna, donde se debe hacer un corte de cuatro centímetros de largo y tres centímetros de profundidad con el objetivo de identificar al parásito de la cisticercosis que se parece a los granos de arroz con un contenido líquido.

Además, de un examen organoléptico: oler y tocar el producto. Por lo que la carne no debe tener ningún desprendimiento de líquido parecido a la gelatina sin sabor de color amarillento o cristalino; y que la de granja sea de color rosado claro, no oscuro y verdusco.

“Haciendo estos exámenes, la ama de casa podrá tener la certeza que la carne de cerdo adquirida no está contaminada y es apta para el consumo humano. Además, antes de ser consumido, se lo debe hervir por lo menos 30 minutos a 70 grados eso para descartar cualquier otros tipo de bacterias o parásitos que podría tener la misma”, manifiesta.

Puntos de control de la Intendencia

El punto de control en la Garita de Lima funciona las 24 horas. Además, Ruiz explica que junto al personal de Senasag, Zoonosis y la Guardia Municipal se realiza el control sanitario en todas las vías de acceso de La Paz en las madrugas para controlar las condiciones de transporte de la carne, la boleta de remisión de los mataderos, la inocuidad y otros detalles.

Asimismo, la Alcaldía entregó de manera provisional a las vendedoras de la calle Incachaca una autorización que indica que ese puesto de venta está autorizado para el expendio de carne de cerdo al detalle o al mayor.

Estos controles se realizan para evitar que el parásito de la cisticercosis ingrese al sistema de la población, el cual al ser ingerido en algunos casos puede localizarse en el cerebro provocando grande daños en el sistema nervioso, en la visión y podría causar hasta la muerte.

La Intendencia también realiza varios operativos en la avenida Manco Kapac, mercado de Achumani y otros puntos para evitar la venta de bebidas alcohólicas adulteradas.

Oxígeno

0 comentarios:

Archivo