viernes, 28 de diciembre de 2012

3.600 botellas de bebidas alcohólicas fueron decomisados antes de Año Nuevo

La Paz, 28 de diciembre.- La Intendencia Municipal decomisó más de 3.600 unidades de bebidas alcohólicas, de las cuales alrededor de mil estaban sin registro sanitario y las demás se encontraban en mal estado y no podían ser comercializadas. Con este número se supera en un 20% el decomisó de este producto al del año pasado.

Desde el pasado 19 de noviembre la Intendencia comenzó una serie de operativos por las fiestas de fin de año con el objetivo de salvaguardar a la ciudadanía de productos que atenten contra su salud.

El Intendente, Mauricio Ruiz, informa a Oxígeno que las botellas de bebidas fueron decomisadas en el Macro distrito Max Paredes, Cotahuma Sur, como en centros de abasto en San Antonio y Periférica.

Asimismo, indica que este año se registró un incremento del 20% en el decomiso de bebidas adulteradas. Sin embargo, destaca que en la venta de productos cárnicos esta gestión hubo un decremento del 12%, lo que significa que “está mejorando la manipulación de alimentos”.

¿Qué debe verificar a la hora de comprar?

Ruiz explica que lo primero que debe hacer el usuario es comprar de un lugar garantizado y no al paso en cualquier calle.

Verifique los timbres de importación de la bebida, además de la etiqueta complementaria que debe estar adherida a la botella con la marca del distribuidor. El registro sanitario del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasag) y los teléfonos más la dirección de referencia de la empresa

Fíjese si la botella está ajada, ya que algunos vendedores recolectan éstas de algunos centros de diversión nocturna. Por último, haga un examen a contra luz agitando el líquido para ver si hay partículas extrañas en suspensión. “Si el producto es original debe estar correctamente destilado y con todas las condiciones de higiene, lo que no ocurre en las botellas falsas”.

El personal de la Intendencia estará desplegado en diferentes lugares de abasto como la calle Manco Kapac y en mercados, licorerías y tiendas de barrio hasta el 6 de enero.

¿Qué pasa si consumo una bebida adulterada?

El titular de la Intendencia enfatiza que el consumo de una bebida adulterada es más dañiñna para la salud. Los efectos que causa de manera inmediata son: mayor agresividad, depresión, ebriedad al instante, la resaca es más fuerte, problemas en la visión, tembladera, dolor de cabeza intenso.

Además, indica que los efectos posteriores a mediano y largo plazo son más preocupantes ya que afecta directamente al hígado y al sistema gástrico que puede derivar en una cirrosis epática o un cáncer de colon.

Oxígeno

0 comentarios:

Archivo