miércoles, 31 de octubre de 2012

Consejos para ser un buen vecino

Ruido, peleas, borracheras, malos olores, basura, humo, inclusive el "regalito" que le deja el perro de su vecino son las quejas frecuentes que se suscitan en los diferentes barrios de la ciudad. Ante estas situaciones, lo más acertado es acercarse al domicilio de la persona que está generando el malestar y explicarle de buenas maneras lo que está ocurriendo. Para la socióloga Teresa Vázquez, es importante poder explayarse sin alterarse y mencionarle de qué modo el ruido que ocasiona perjudica su vida y sus tareas cotidianas.

Convivencia y armonía. A lo largo de nuestra vida, deberemos convivir con vecinos de nuestra comunidad. Encuentros en la calle, en la venta de la esquina, en el parque, en el mercado o cualquier otra lugar. La experta señala que siempre hay que procurar ser educados con todos los vecinos, aunque alguno de ellos no sea de nuestro agrado. Tener un trato educado con todos ellos facilita, en buena medida, la convivencia, por el bien de todos, sea siempre amable, recomendó.

Normas y obligaciones. En ese sentido cuando se vive en comunidad, hay que respetar las normas y cumplir ciertas obligaciones, para que todo funcione correctamente. Si con alguna norma no estamos de acuerdo, podremos decirlo en las reuniones, pero no "hacer la guerra" por nuestra cuenta. Debemos sacar la basura, limpiar la parte de acera que nos toque con la regularidad acordada, cerrar la puerta del portal y del garaje, etc. El incumplimiento de estas reglas suele ser causa de muchos conflictos en las comunidades de vecinos.

En los condominios y urbanizaciones. Lamentablemente las labores de las juntas de condominios y urbanizaciones cerradas, han sido etiquetadas en dos áreas: el cobro de los morosos y la solución de los problemas como por ejemplo, los ascensores que no funcionan, las filtraciones, la limpieza y la inseguridad, cuando en realidad la misión más importante de estas organizaciones es fomentar la convivencia entre las personas, hacer que los vecinos se sientan en una mesa no solo a discutir problemas, sino también para que se conozcan y busquen soluciones", especificó la socióloga. Es necesario que los vecinos realicen talleres de capacitación en diferentes áreas, como los referidos a los contenidos de las leyes y ordenanzas, así como liderazgo, convivencia ciudadana y organización de eventos, entre otros.

Recomendaciones de convivencia. Para tener una convivencia lo más pacífica posible deberíamos procurar cuidar las instalaciones comunes (plazas, garaje, jardines, cancha), cuidar de no molestar si tenemos niños o animales de compañía, cuidado con los ruidos molestos (sobre todo por la noche), cuidado con el riego de plantas, sacudir alfombras y otras tareas domésticas que pueden ocasionar pequeños percances, etc. También deberá ser educado y dar el saludo (buenos días al menos) a los vecinos y personas que se encuentre en las instalaciones comunitarias (garaje, ascensor, etc.). Por una convivencia mejor, no se olvide de los buenos modales.


0 comentarios:

Archivo