lunes, 29 de octubre de 2012

Consejos para tener un masaje bajo el agua

Imagine la situación: usted se encuentra cómodamente tumbado en una camilla mientras recibe un suave masaje corporal y una deliciosa lluvia templada resbala por sus piernas y espalda. Relajante, ¿no? Pues este apetecible tratamiento responde al nombre de ‘Ducha Vichy’, y se trata de una de las propuestas terapéuticas más demandadas en los balnearios y spas de medio mundo.

Y es que, si ya un masaje puede resultar de por sí una experiencia de lo más placentera, imagine su combinación con la aplicación de diversas duchas de agua termal que actúan simultáneamente de pies a cabeza. ¡Una maravilla para los sentidos! Tanto, que los beneficios para la salud de quien recibe dicho tratamiento son casi innumerables: favorece la circulación sanguínea, mejora las contracturas musculares, tonifica la piel, resulta eficaz contra el reumatismo, tiene un efecto relajante y antiestrés...

Además, la 'Ducha Vichy' resulta también ideal para tratamientos de barro o exfoliantes (especialmente indicados para eliminar impurezas y células muertas de la piel) que luego han de ser retirados con agua, pues permiten ducharse sin ni siquiera tener que moverse de la camilla. ¿Alguien da más?

Hola


0 comentarios:

Archivo