lunes, 30 de abril de 2012

PyMES, de talleres a industrias posicionadas en Bolivia

Creacom era hace 22 años un pequeño taller de costura, confeccionaban pijamas y shorts y vendían las prendas en un puesto que tenían en la antigua Feria Barrio Lindo. Este año han invertido 20 mil dólares para la ampliación del taller ubicado en la avenida Tres Pasos al Frente, tienen cuatro empleados de planta y 20 eventuales. Hoy confeccionan uniformes para empresas, mochilas, gorras, mandiles, carteras, bolsones, ropa de cama, de bebés y de niños. Adicionalmente incluyen la serigrafía. Esta es una de las pymes que ha sabido dar el salto y convertirse en un fabricante a mediana escala en el rubro textil.

En ascenso. "El mercado nos pide más y más, entonces redoblamos esfuerzo y en lo posible le damos lo que nos piden. Creo que la trayectoria que tenemos refleja el esfuerzo", enfatizó Juan Carlos Escóbar, quien lidera este emprendimiento.

Entre las firmas importantes para las que trabajan figuran Yanbal, Avon, Cotas, Entel, como también instituciones públicas como la Alcaldía. "Le hacemos todo lo relacionado a la publicidad, su serigrafía, bordado, grabado en cuerina todo con el sello de la empresa, todo a pedido de la empresa", acotó.

Otro ejemplo. Cuando una puerta se cierra, diez se abren, reza un dicho. Ese es el caso de Manufactus ByV. En los '90 vendían en la fronteriza ciudad de Yacuiba, pero cuando el control se hizo más estricto y a la vez el ingreso de ropa usada comenzó a invadir el mercado su microempresa sintió el bajón.

"Ahora solamente trabajamos a pedido un promedio de 2.000 a 2.500 prendas mensuales. Nuestro mercado ahora es interno. Mi ropa está dirigida a clase media alta, hacer una prenda más barata no es rentable", señaló Blanca Lamas, propietaria de este negocio, que ya tiene más de 20 años y emplea hoy a 15 personas.

Apuesta al mercado interno. Gladys Poma y su esposo Pablo Meneses encabezan un negocio familiar, Industrias de Confecciones Meneses Textil (Icomtex), que se prepara para llegar a Tarija. Ya están en Cochabamba, La Paz, Tarija y Bermejo, solamente les falta Potosí y Sucre, para abarcar todo el país. En su taller en Santa Cruz producen 250 docenas al mes para el mercado local y los precios al por mayor, varían de acuerdo a los 23 artículos que ofrecen. Por ejemplo la docena de boxer tiene un costo de Bs 350, mientras que el clásico Bs 150 la docena. Por estos días han sentado presencia en la Feria de Cochabamba, Feicobol.

0 comentarios:

Archivo