lunes, 30 de abril de 2012

Consejos para frenar la Varicela

La varicela casi siempre nos suele pillar por sorpresa, y como sus síntomas son muy molestos conviene conocer algunos aspectos para tomar los recaudos necesarios.

Esta enfermedad es de origen viral transmitida por el virus varicela-zóster, es muy contagiosa, y produce una erupción típica caracterizada por manchas rojas que luego se transforman en vesículas o costras.

Para identificarla. Según indica José Luis Valverde Oliva, médico de la Clínica Nuclear, la varicela se identifica por síntomas como la fiebre, el decaimiento general, incluso náusea, además de dolor de cuerpo y por supuesto las erupción de las vesículas tipo ampollas.

Más peligro en la adultez. "La varicela es muy común en los niños sobre todo en aquellos que no han sido vacunados contra esta enfermedad; sin embargo, puede aparecer en cualquier edad, mientras más grande es el niño, o si ocurre en la adolescencia o peor aún en la adultez es más peligrosa ya que pueden venir complicaciones importantes", señala Oliva. Cabe destacar, según indica el experto, que el grado de peligrosidad en los adultos es tal que "incluso puede llevar hasta la muerte por complicaciones neurológicas". Se da más en un niño porque justamente suele aparecer en lugares de hacinamiento como en los colegios, guarderías, etc.

Precauciones, es contagiosa. Por otro lado, el médico enfatiza que la varicela es una enfermedad contagiosa que se transmite por el aire a través de la escamación de las ampollas. "Normalmente se contagia cuando el paciente está en el periodo de convalecencia y las costritas están empezando a descamar, estas se esparcen en el aire llegando a contagiar a las personas que están alrededor", dice Oliva, es por ello que se recomienda cuando las personas adquieren la varicela que tengan un aislamiento durante 40 días.

Las precauciones. En cuanto al tratamiento a seguir, Valverde indica que este es sintomático. "Si tiene fiebre hay que darle antipirético, tener reposo e hidratación porque el virus es autolimitado, es decir tiene un momento de inicio y uno de final".

La varicela normalmente dura una semana, " es decir en este tiempo el paciente se encuentra bien, pero puede ser todavía contagiante mientras está terminando de descamar las costras", señala el experto.

Sin embargo, antes de seguir cualquier tratamiento el especialista señala que es mejor acudir a un médico para que se puedan hacer los estudios respectivos y así se haga el tratamiento adecuado, además de mantener el aislamiento del paciente para evitar la propagación de la enfermedad.

0 comentarios:

Archivo