sábado, 31 de marzo de 2012

Consejos para el buen estilismo

Sentirse bien y lucir bella es primordial en cualquier etapa de la vida. Muchos expertos recomiendan que las mujeres mayores de 60 años usen el pelo corto, debido a que este estilo permite que el peinado sea más fácil, se vean más jóvenes y mantengan un mayor cuidado.

Según explica la cosmetóloga Dayana Ribera, el mismo proceso de envejecimiento ocasiona debilitamiento de los bulbos o folículos pilosos, en donde nace la cabellera, en gran parte porque los minúsculos vasos sanguíneos que los alimentan se contraen y no pueden recibir oxígeno y los nutrientes que necesitan. "Esto se debe, en primera instancia, a que el cabello luzca opaco, más delgado y quebradizo y, finalmente, que este se pierda paulatinamente, por eso es preferible elegir un estilo de pelo corto que se adapte a la forma y estructura del rostro", agrega.

Imagen asesorada. Sin embargo, antes de optar por un cambio, Ribera aconseja consultar con un profesional de confianza. El corte a capas, por ejemplo, que está de moda, da volumen al cabello y favorece a muchos rostros.

El color. También es importante recalcar que el cabello a esa edad ya no es abundante, dice la experta, "si lo va a teñir no opte por los colores oscuros, mejor van los plateados y rubios cenizas que se ven muy elegantes, y más aún como base del peinado el cabello corto". A su vez, la estilista Helga Fleig, para esta edad, recomienda los tintes antiage, ya que "no lastiman el cuero cabelludo que, por lo general, en la tercera edad se encuentra con menos vitaminas. Es ideal teñirse una vez cada 40 días" .

Cabellera bien cuidada. Es importante en la tercera edad poner énfasis en el cuidado del cabello. "Hay que protegerlo del sol, tenerlo bien hidratado y mantenerlo con la higiene adecuada", agrega la estilista y propietaria del salón Helga Fleig, donde brindan asesoramiento para todo tipo de cabellera.

Cabe resaltar que un buen aseo se logra utilizando dos champú regulares, no frotando mucho el cuero cabelludo, luego se aplica una crema y se deja actuar por 10 minutos, para enjuagar con abundante agua.

Suaves masajes. Para facilitar el riego sanguíneo y lograr así que los folículos se nutran realice movimientos circulares con las yemas de los dedos en la nuca, ejerciendo leve presión hacía arriba y luego descendiendo. Continúe con el mismo procedimiento en la zona central de la cabeza hasta la frente.

El Sol

0 comentarios:

Archivo