viernes, 16 de marzo de 2012

Asesinato de Concejal Juana Quispe Apaza fue por venganza

Declararán autoridades ediles de Ancoraimes y familiares de la víctima.

La Policía tiene, por el momento, tres hipótesis sobre el asesinato de Juana Quispe Apaza (43), concejal de Ancoraimes, cuyo cadáver fue hallado el martes pasado cerca del río Orkojahuira.

Las hipótesis de trabajo. Según Wálter Sossa, jefe de la división Homicidios de la fuerza anticrimen paceña, es posible que “el deceso de esta persona esté vinculado con un atraco, ajuste de cuentas o venganza”.

La munícipe mantenía una abierta pugna con otros concejales y autoridades de ese municipio, e incluso había interpuesto dos recursos de amparo porque no se le permitía participar en las sesiones del órgano deliberante.

Tales acciones fueron declaradas procedentes por la justicia.

La concejal fue impulsora de un proyecto de ley del Estado para reprimir la violencia política por razón de género en el país.

Las causas del deceso. Sossa sostuvo que la infortunada autoridad edil murió por asfixia mecánica por estrangulamiento. Los asesinos utilizaron un cinturón de color negro, que luego fue arrojado junto al cadáver.

Ese indicio hace creer que se trató de una venganza y no de un atraco, pues los cogoteros no dejan una prueba tan importante junto a sus víctimas.

Sossa informó que se llamará a declarar al Alcalde, autoridades del ejecutivo edil y concejales de Ancoraimes, además de familiares de la fallecida, dentro del proceso investigativo respectivo.

La Prensa

Bolivia TV en vivo y directo:

Archivo