sábado, 14 de enero de 2012

Incremento salarial sinónimo de inflación en Bolivia

El vicepresidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, señaló que muchas veces un aumento salarial implica un crecimiento de los precios en los productos, lo que se traduce en el incremento de la inflación, debido a que se toma en cuenta diferente factores que hacen a la economía.

Yaffar mencionó que se debería resumir que en los últimos cinco años “existió un notorio beneficio en los sueldos y salarios a los trabajadores; hay un dato, de un mínimo de $us 55 se pasó a $us 120, pero esta claro el beneficio de los sueldos y salarios también se traduce o puede convertirse mañana, también, en el aumento en los precios de los productos, porque los sueldos y salarios son una parte más de los costos de producción”.

Esto significa que el incremento se traslada “lamentablemente” a los precios finales, por lo que señaló no se puede hablar de un mínimo sino de un máximo; “ese monto máximo tiene que ser la tasa de inflación, porque si los aumentos de sueldos superan la inflación”, se tendrá mayor inflación.

Yaffar comentó que, los aumentos en la economía de las personas asalariadas, se transforma en un crecimiento de los precios de los productos y servicios básicos para las personas como ser: alimentos y transporte, debido a que el incremento se registraría en cadena o circularmente en los distintos sectores que mueve la economía del país.

ANÁLISIS

Con relación al tema el analista económico, Armando Méndez, expresó a EL DIARIO que si el Gobierno sigue con la política de dar mayor aumento salarial estaría empezando a sembrar presiones inflacionarias que, en unos años, pueden estallar y demostrar que fue momentáneo el control inflacionario que ejerce el Estado.

Explicó que, en la presente gestión, el tema salarial será complicado para el Gobierno, debido a que el año pasado ofreció un aumento mayor que la inflación.

Añadió que la mejor política salarial es permitir que cada empresa negocie con sus trabajadores, porque cada una es diferente; hay unas que ganan muy bien y pueden aumentar, otras no.

Cuando se autoriza un aumento salarial las grandes no tienen ningún problema en cumplir, en cambio a otras se las dirige a la quiebra o se las invita a formar parte del informalismo económico del país.

“Es conocido el hecho que en Bolivia, muchas pequeñas empresas no cumplen con los aumentos salariales fijado por el Gobierno y es una negociación de mutuo acuerdo entre dueño y trabajadores”, indicó.

NEGOCIACIONES

Mario Yaffar señaló que el sector industrial cuenta con una cantidad importante de mano de obra, por lo que los temas de incremento salarial son de gran interés de los empresarios pero también afecta mucho a la empresa.

Expresó que debido al interés de la salud económica de sus trabajadores el empresariado negocia los sueldos y salarios de manera constante a lo largo del año varias veces de forma individual o grupal, con los trabajadores por eso “nos preocupa que un aumento una vez al año a veces no es equitativo con aquellos que merecen el aumento, por eso se incorporó a un aumento nuevo que es la productividad”.

Dejo claro que un aumento salarial incide mucho más en el sector industrial que en el sector de los servicios, debido a que el número de trabajadores es mayor.

“El incremento salarial va dirigido a las personas que ganan menos, los que están más cercanos al sueldo mínimo, donde generalmente reciben el mayor incremento y es precisamente el sector industrial el que tiene más operarios”, por tanto el efecto se sentirá más en el sector industrial”.

El Diario

Bolivia TV en vivo y directo:

Archivo