sábado, 28 de enero de 2012

Chile demuestra debilidad ante demanda boliviana exigiendo su mar

La demanda marítima boliviana y la posibilidad de acudir a cortes internacionales estarían generando reacciones de debilidad y temores en Chile, según oficialistas y opositores. La anunciada rehabilitación del ferrocarril de Arica y la agenda de 13 puntos serían estrategias de la diplomacia chilena para asegurar que ese país siempre “cumplió” con Bolivia y “respetó” el Tratado de 1904.

La labor de Bolivia sobre el tema marítimo ahora ingresa en otro nivel de tratamiento con la llegada de juristas internacionales para apoyar a la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar). En Chile, en diciembre, el canciller Alfredo Moreno se presentó ante la Comisión de Relaciones Internacionales del Congreso chileno, donde presentó un pormenorizado informe sobre la relación con Bolivia y se adelantó que la defensa sobre el “cumplimiento” del Tratado de 1904 será la base para contrarrestar la demanda boliviana.

En ese sentido, la habilitación del ferrocarril Arica – La Paz, tendría la intensión de reforzar la versión chilena de la historia.

DIPUTADOS BOLIVIANOS

Para el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Marcelo Elío, Chile nunca cumplió con el Tratado de 1904 y por ello Bolivia tiene la suficiente materia justiciable para sostener una controversia ante la Corte de La Haya.

“Bolivia tiene su política de reivindicación. El Estado está consultando con abogados internacionalistas para denunciar el incumplimiento al Tratado de 1904 y Chile demuestra su reacción ante ello. Es una reacción tardía, porque Chile nunca cumplió ni el 1 por ciento y Bolivia tiene materia justiciable para llevar a Chile ante la Corte de La Haya”, manifestó.

Por su lado, el diputado de Unidad Nacional, (UN) Jaime Navarro, afirmó que Chile muestra signos de debilidad y acude a planteamientos como la habilitación del tramo férreo de Arica – La Paz para decir que ese país sí cumple con el Tratado de 1904, que establece entre otros puntos, la construcción de este medio y el libre tránsito comercial por puertos que fueron bolivianos.

“Bolivia debería denunciar y rechazar esta habilitación, porque si se permite eso dará argumento a Chile de decir que cumple con el Tratado de 1904. Se debe pensar en denunciar formalmente ante cortes internacionales, porque Chile está dando señales de debilidad porque sabe que llegar a tribunal internacional significa reconocer que no se cumplieron los acuerdos”, dijo.

Navarro también aseguró que el Gobierno debe dejar el doble discurso y acudir a los tribunales dejando la agenda de 13 puntos que también establece acuerdos como las “facilidades comerciales” que también serían utilizadas por Chile para alegar que dio beneficios a Bolivia, en el marco del Tratado de 1904.

ANUNCIOS CHILENOS

La anterior semana, según replicó la red Erbol, Chile anunció la rehabilitación del ferrocarril Arica – La Paz, que incluye tres locomotoras, una locomotora de maniobras y cien vagones. Los equipos deben ser adaptados para circular a una altitud superior a los cuatro mil metros, con una pendiente máxima del 6 por ciento.

La vía férrea Arica-La Paz tiene dos tramos: uno chileno, de 206,5 kilómetros, y el boliviano, de 233,5. La vía chilena comienza a dos kilómetros del puerto de Arica y termina en el paso fronterizo de Visviri. Desde ahí, ya en Bolivia, el Ferrocarril Andino, lleva las cargas hacia La Paz.

En la licitación pueden participar todas las empresas que tengan experiencia en la recuperación de material rodante en ferrocarriles. El tren forma parte de las obras de inversión que se están realizando en la región de Arica y Parinacota, junto con la repavimentación de la carretera internacional Ch-11, la ampliación del complejo fronterizo Chungará y la extensión del puerto de Arica, para mejorar la conectividad, almacenamiento y traslado de las cargas bolivianas.

El Diario

0 comentarios:

Archivo