martes, 24 de enero de 2012

Anuncian muerte de Hugo Chávez

Datos obtenidos por el diario español ABC, refieren a que el presidente venezolano Hugo Chávez tendría sólo nueve o 12 meses más de vida, si es que el mandatario no se acoge a un tratamiento médico que lo forzaría a dejar a un lado sus funciones presidenciales.

El informe confidencial obtenido por ABC, habría sido recabado de los servicios de inteligencia y al que tuvo acceso.

Según el último examen médico elaborado por especialistas que se ocupan de Chávez, después de las nuevas pruebas que se le hicieron al presidente el pasado 30 de diciembre, “su salud parece estar deteriorándose a paso más rápido”.

ABC afirma que el informe más reciente, fechado el 12 de enero, dice que el cáncer de Chávez ha hecho claramente “una metástasis en los huesos y la espina dorsal”, por lo que se le incrementó la “dosis de calmantes y estimulantes” que recibe, lo que explica la renovada actividad pública del mandatario en los últimos días.

Sin embargo, el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, lo desmintió y dijo que en el gobierno se rieron “bastante” del reporte del periódico y que se insiste en las versiones de su gravedad porque “Chávez está activo y trabajando” y “está demostrando que tiene salud”.

La versión médica difundida por el periódico constata que al presidente venezolano se le detectó “un nuevo cultivo cancerígeno de aproximadamente 2 por 1,5 milímetros en el segmento superior del colon”, lo que ha obligado a reducir un tanto las expectativas de vida de un año que le daban en noviembre del año pasado.

El reporte destaca que Chávez podría morir antes de que se lleven a cabo las elecciones presidenciales del 7 de octubre próximo en Venezuela, o en todo caso estar vivo para entonces pero en tan mal estado y bajo un tratamiento tan profuso con morfina que le dejaría incapacitado para ejercer el cargo.

Luego de subrayar que las autoridades venezolanas mantienen la tesis de su curación, difundida públicamente por el propio Chávez, el diario revela fragmentos del informe médico confidencial con información, paso a paso, hasta ahora inédita.

El documento sostiene que en enero de 2011 se le detectó cáncer de próstata al presidente, que fue sometido en junio a dos operaciones en La Habana, la primera a cargo de un médico venezolano, y la segunda realizada por especialistas rusos, quienes luego han continuado el tratamiento.

De acuerdo con el diagnóstico dado entonces, el cáncer estaba complicado con metástasis en el colon y huesos”, y la esperanza de vida que se le dio fue de cinco años, o probablemente más con un buen tratamiento.

Luego se le extirpó la próstata y se decidió tratar con quimioterapia el colon, para cuya aplicación se llegó incluso a plantear –dice el informe—un viaje secreto Moscú. Pero un chequeo el 1 de agosto confirmó que la primera ronda de quimio no había dado resultado, y entre el 2 y el 5 de septiembre se le aplicó una segunda en Venezuela.

La tercera ronda la recibió Chávez en octubre, --recuerda- tras sufrir algunos desmayos, fecha por la que los médicos mencionaron la existencia de un “tumor agresivo en la región pélvica complicado con metástasis de huesos y espina dorsal”. La esperanza de vida estimada entonces fue de “no más de tres años si el tumor no se puede erradicar”.

A fines de octubre los médicos anunciaron un “claro y significativo crecimiento de las células cancerígenas en médula ósea”, para llegar a la conclusión de que la enfermedad se estaba acelerando. Después, el 19 de noviembre, se le sometió a la cuarta quimioterapia, y sus expectativas de vida fueron reducidas a unos 12 meses, dando por sentado que Chávez siguiera un tratamiento adecuado.

Sin embargo, puntualiza el periódico, nuevas pruebas hechas entre el 4 y 6 de diciembre pasado permitieron establecer que “el número de células cancerígenas en sus huesos es la más alta” desde que comenzaron a ser observadas.

NO FUE A RUSIA A CURARSE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, debía ser tratado de su cáncer en Moscú a finales de noviembre. A última hora decidió no abandonar el país por temor a que una ausencia le hiciera perder el control de la situación política venezolana. Esa ha sido la crónica de su enfermedad: un constante aplazamiento de tratamientos que no ha hecho más que agravar el cáncer incurable que padece, de acuerdo con los informes de Inteligencia a los que ha tenido acceso ABC y a los que ya ayer hizo referencia.

Chávez ha optado por «un tratamiento hecho a medida para mantenerle vivo hasta las elecciones de 2012, más que orientado a prolongar su esperanza de vida», indica su equipo médico, según se cita en las informaciones confidenciales obtenidas, manejadas por Servicios de Inteligencia. En su última estimación, los médicos le conceden una esperanza de vida de entre 9 y 12 meses.

Ya su primera intervención quirúrgica en Cuba se produjo con gran retraso respecto al momento en que se le detectó el cáncer de próstata. Esto último ocurrió en enero de 2011, pero hasta mayo no encontró el tiempo ni la posibilidad de esconder una estancia de varias semanas a La Habana. Después de que los médicos determinaran que el cáncer se había extendido a huesos y colon, sin que una primera ronda de quimioterapia en julio tuviera los resultados esperados, los especialistas le recomendaron una inmediata segunda ronda. Chávez no se sometió a ella hasta el primer fin de semana de septiembre por no querer abandonar de nuevo el país y trasladarse a Cuba. Finalmente, los médicos rusos que se han hecho cargo de su caso tuvieron que trasladarse en secreto a Caracas.

Radio Fides

Bolivia TV en vivo y directo:

Archivo