miércoles, 21 de diciembre de 2011

Pobreza y Navidad en Bolivia

Martha, que trabaja hace 20 años de lustra calzados en la zona céntrica de la ciudad de La Paz, señaló a Erbol Digital que “matará” al chanchito del año para comprar un regalo a su hija.

“Hemos ahorrado en un chanchito (todo el año 2011) que vamos a ‘matar’ (sonríe) romper para comprar el regalo (piensa) – y agrega - una ropita para mi hija menor. Pero, ojalá las personas que se hacen lustrar (los zapatos) nos paguen dos bolivianos por (los días de) Navidad porque no se gana bien”, afirmó.

Al igual que Martha, trabajan ocho mujeres madres de familia en la Asociación de Lustra Calzados Alcor de La Paz, según la obrera, que decidieron dedicarse al rubro porque no encontraron fuentes laborales y por estar más cerca a sus hijas.

“Hay que controlar, cuidar, preparar los alimentos, mandarles al colegio y hacer seguimiento a sus tareas (escolares); si yo entraría a un trabajo formal lo iba a descuidar (a mis hijas) por eso estoy trabajando lustrando” calzados, argumentó.

Martha fue sorprendida por el micrófono de Erbol cuando conversaba con su amiga sobre la compra de los obsequios para sus hijas. Sonríe y agregó que estaban hablando de “cómo hacer alcanzar el dinero para la compra de los regalos” porque el precio de los juguetes y las ropas están muy caros, sostuvo.

Según la entrevistada y su amiga, también que se dedica al rubro de lustra calzados, explicaron que al día ganan entre 25 a 30 bolivianos, “en casos de suerte sacan hasta 40 bolivianos”; pero en el pasaje de ida y vuelta a sus casas en la ciudad de El Alto gastan 10 bolivianos y otro 10 en el almuerzo. “Entonces, cuánto nos sobra haber”, se preguntaron.

Las dos mujeres indicaron que se despiertan a las 05.00 para cocinar el desayuno y el almuerzo para sus hijas y “a las 06.00 ya estamos bajando de El Alto porque sólo en la mañana hay trabajito para lustrar cuando (los funcionarios) entran a sus oficinas”; pero durante la entrevista nunca perdieron la alegría. “Así es la vida, hay que seguir”, complementó Martha.

Consultado, ¿el presidente Evo Morales dijo que hay varias personas que lograron salir de la pobreza? Martha muestra su sorpresa y responde “a nosotras no nos ha llegado, a los pobres no llega la plata; tal vez a los ricos”.

Erbol

0 comentarios:

Archivo