sábado, 24 de diciembre de 2011

Navidad: Por la Sonrisa de un Niño en Bolivia

Un año más se cumplió la meta y se logró entregar con éxito 50 mil juguetes, a 50 mil niños, que en tres escenarios de La Paz y uno de Viacha, vivieron una jornada inolvidable que terminó en sonrisas y alegría. “Tengo mi carrito rojo”, decía saltando un pequeño, que para ese momento había olvidado que durante la mañana, así como castigó el sol a ratos, también lo hizo la lluvia e incluso una leve granizada.

35 mil juguetes fueron entregados en el Estadio Hernando Siles, 5 mil en el Coliseo Cerrado Julio Borelli, 3 mil en el Coliseo del Colegio Don Bosco y 7 mil en el Complejo Ferroviario de la ciudad de Viacha.

La ciudad de La Paz, como sucede cada año, vivió esta jornada de manera intensa y con gran ansiedad, la solidaridad de la gente se hizo presente desde la mañana, cuando grupos solidarios dieron un chocolate a los niños que hacían fila desde un día antes, especialmente en el Estadio Hernando Siles, donde se reparte la mayor cantidad de juguetes.

Durante la mañana, en los distintos escenarios, grupos infantiles, payasitos y bailarines distrajeron a los pequeños, mientras cada uno de los recintos quedaba lleno y listo para proceder con la entrega. El operativo había comenzado casi 18 horas antes con el preparado de los regalos, su encajonado y su disposición en cada una de las volquetas que trasladaron los paquetes al Siles, al Coliseo, al Don Bosco y a Viacha.

Pasado el medio día, desde las instalaciones del Colegio San Calixto partió la caravana de camiones, que llevaban los más de 40 mil juguetes, por las calles la gente aplaudió con emoción el recorrido vehicular que transportaba los regalos. Los voluntarios Carros de Fuego eran agradecidos a su paso. “Su esfuerzo nos llena de emoción”, decía uno de los carteles leídos a la llegada a la plaza del Monolito, en Miraflores.

Luego de desembarcar los regalos, los pequeños empezaron a recibir sus regalos, 30 mil carritos y 20 mil muñecas, de la más alta calidad, importados directamente por la organización de la Campaña desde China. La alegría hizo olvidar el mal clima, las sonrisas lograron iluminar, la tarde paceña, que por momentos dejó de ser nublada.

Hasta cerca de las 15:00 Hrs. en el Estadio Hernando Siles continuaba la entrega de regalos, en los otros escenarios, en Viacha había sido antes de las 12:00 Hrs., ya había finalizado la entrega.

“¡Una mas! Son los Carros de Fuego en las calles de La Paz”, gritaban los voluntarios al terminar su trabajo en el Coliseo Cerrado Julio Borelli, desatando una alegría que parecía increíble para unos muchachos que casi llevaban un día entero sin dormir.

Además se repartieron canastones especiales a las familias más numerosas y de bajos recursos que recibieron paquetes con golosinas y víveres de la más alta calidad.

Pero la solidaridad de la gente no se quedó ahí. Gracias a la iniciativa de un grupo de folcloristas, en la Calle Illimani, a unas seis cuadras del Estadio Hernando Siles, se prepararon 10 mil raciones de “ají de fideo”, un plato tradicional del altiplano boliviano.

La Campaña cumplió 22 años continuos de hacer felices a más de 900 mil niños. Nada de esto hubiera sucedido sin la solidaridad y amor que demuestra siempre la “Ciudad de los Milagros”, que no es otra que La Paz.



Radio Fides

0 comentarios:

Archivo