lunes, 26 de diciembre de 2011

Evo Morales y la coca en Bolivia

El mandatario boliviano quiere “hacer historia”, despenalizando la hoja de coca ante la ONU, tal y como lo dijo en la radio estatal: "Estoy convencido que el próximo año vamos ganar la batalla internacional para hacer reconocer el pijcheo y acullico como uso tradicional de los pueblos andinos y de Latinoamérica".

Las declaraciones fueron vertidas desde Perú, y tras la declaratoria hecha por la Organización de Naciones Unidas (ONU), de nombrar “El año internacional de la quinua” al 2013, logro que fue tomado por Morales, para emprender una fuerte campaña para despenalizar la coca y reconocer el pijcheo o acullico, tradicionales de la cultura boliviana.

"Son pasos importantes que damos y hacemos historia", agregó al mencionar que antes la quinua era vista como alimento del indio, despreciando al indígena y al campesino, pero ahora es reconocido por la comunidad internacional luego de mucho tiempo.

Aseguró "vamos a ganar el reconocimiento al pijcheo de la hoja de coca" porque en la reunión con la misión de alto nivel de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), demostraron que la "coca no hace daño a la salud humana".

El Jefe de Estado destacó no solamente el uso de la hoja sagrada en los ritos tradicionales, sino las bondades, valores nutritivos y medicinales que posee.

Ratificó que la coca en su estado natural no es cocaína y por ello censuró el hecho de penalizar el pijcheo y el acullico de la hoja de coca.

La Convención sobre Estupefacientes de 1961 estableció un plazo de 25 años para que los países firmantes abolieran el mascado de hojas de coca, materia prima para la fabricación de cocaína.

Bolivia adhirió a la declaración en 1976, pero logró que en 1988 se aceptara esta práctica.

Radio Fides

0 comentarios:

Archivo