lunes, 29 de agosto de 2011

Un triángulo amoroso con desenlace fatal

Eran las tres de la madrugada del domingo 21 de agosto, cuando vecinos de la avenida José María Asín, zona 14 de Septiembre, despertaron por el ruido producido por una pelea conyugal que terminó en una tragedia.

Derick A. Q. (27) había regresado una semana antes a La Paz desde Italia. Lo empujaba la nostalgia de volver a ver a su hijo y a su pareja.

Todavía no amanecía aquel domingo, cuando el recién llegado encontró a su mujer en apasionado trance con Luis J., padre del primer hijo de la mujer.

Las investigaciones de la Policía determinaron que, pese a su furia y tristeza, Derick se contuvo y se sentó en el pequeño living. Los tres hablaron, pero de pronto el diálogo se convirtió en conflicto. Los gritos de la mujer y los insultos de los dos varones despertaron a los vecinos.

PUÑALADAS FATALES. Herido en su hombría y expulsado del departamento por quien fuera su mujer, Derick se levantó y forcejeó con ella, antes de herir de muerte a Luis, con cuatro puñaladas en el costado izquierdo del tórax.

“Estaba ofuscado, peleamos con mi mujer que estaba con su primera pareja. Me molesté, pero jamás me imaginé que lo mataría”. Es el testimonio de Derick, en la entrevista que sostuvo con el investigador de la división Homicidios de la Fuerza
Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz.

La mujer, quien mantenía una doble relación con el homicida y la víctima, afirmó que su segunda pareja irrumpió violentamente en su casa y después la amenazó con un cuchillo.

Sin embargo, los investigadores sostienen que el arma, encontrada en el lugar, no pertenecía al sindicado y fue tomada de la cocina donde vivía la mujer.

El teniente coronel Adolfo Cárdenas, jefe de la división Homicidios de la FELCC, aseguró que encontró al fallecido en la sección de Emergencias del Hospital de Clínicas de La Paz.

La búsqueda. Después de haber herido de muerte a Luis, Derick se fue a la plaza Pérez Velasco, donde ingresó en un local y comenzó a beber. Había huido del lugar sin saber que su contendor estaba muerto.

Estaba consciente de que había herido a Luis y que éste lo buscaría por ello, pero su delito se agravó cuando a las seis de ese domingo el corazón de aquél se detuvo.

Creía que en determinado momento se enfrentaría con su rival en una pelea muy complicada. No sabía que el que acababa de sostener era el último enfrentamiento.

Al enterarse, sin embargo, de la muerte de Luis, decidió esconderse por unos días, pero el llamado de una mujer hizo que salga de su escondite.

Así, la Policía pudo capturarlo, a las 11.45 del martes 23 en la avenida Montes.

El hombre admitió su delito; empero, justificó que fue por una mujer, aquella a quien mensualmente enviaba 350 dólares que ganaba con un duro trabajo.

Pero el desengaño amoroso lo depositó en la cárcel de San Pedro, después de que el juez Rolando Sarmiento determinara su detención preventiva el pasado miércoles 24 de agosto.

7 efectivos de la división Homicidios iniciaron la investigación y esclarecieron el caso en 48 horas. Las pruebas son contundentes.

La Policía investigará a la mujer. El teniente coronel Adolfo Cárdenas afirmó que si bien el caso ya está esclarecido, las investigaciones prosiguen para establecer las causas de la muerte de Luis J. con cuatro puñaladas. El jefe policial explicó que la mujer fue citada nuevamente para ampliar su declaración y determinar cómo y cuándo obtuvo el homicida el cuchillo, pues todavía hay algunas versiones contradictorias sobre la procedencia del arma.

Cronología de la captura

Efectivos de inteligencia de Homicidios elaboraron un plan para atrapar al homicida que se dio a la fuga el domingo 21.

21 de agosto

Luis J., primera pareja de la mujer, es herido en el costado izquierdo de su cuerpo con cuatro puñaladas mortales.

22 de agosto

Las autoridades de la fuerza anticrimen hacen público el crimen pasional y declaran a Derick prófugo.

24 El sindicado de la muerte de Luis es detenido y confiesa su delito. Es imputado del delito de homicidio.

Fuente La Prensa

0 comentarios:

Archivo