jueves, 18 de agosto de 2011

Un comerciante muere con dos disparos en La Paz

La Paz. Rey Funes (48), comerciante, fue hallado muerto la noche del martes con dos disparos de arma de fuego en el rostro, ha informado el teniente coronel Adolfo Cárdenas, jefe de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

El cadáver estaba apoyado en un muro de la calle Armando Escóbar, en Bajo Pacajes, ladera oeste de La Paz, cuando fue encontrado por los vecinos del lugar. Un delgado hilo de sangre que bajaba por el rostro y la nuca del fallecido alertó a la gente, que inmediatamente rodeó el cuerpo.

“Estaba en medio de un charco de sangre. Escuchamos algunas detonaciones, pero jamás imaginamos que lo habían matado”. Fue el relato de uno de los testigos a la Policía, mientras los peritos recolectaban indicios en el lugar.

Cárdenas afirmó que la cabeza del hombre estaba bañada en sangre, tenía dos orificios de ingreso de bala en el rostro. Uno en el lado derecho de la nariz, y otro en la frente. “Falleció por un traumatismo encéfalo craneano que le produjeron los disparos del arma de fuego. La muerte se produjo instantáneamente”.

Los Documentos. Durante la pericia, los investigadores de homicidios encontraron el documento de identidad de la víctima, que estaba en uno de los bolsillos de su chamarra. También hallaron otros objetos personales que ayudaron a identificarlo.

Los vecinos, que minutos antes no pudieron identificarlo, al escuchar su nombre afirmaron que vivía en la zona desde hace más de cinco años y se dedicaba al comercio.

Examen. El examen médico forense descubrió un orificio de salida en la parte posterior del cuello, mientras que el proyectil del segundo disparo le fue extraído de la espalda.

El jefe policial explicó que se utilizó una pistola calibre nueve milímetros para matarlo.

“Desconocemos los móviles de su muerte. Sólo se halló un proyectil que fue enviado al laboratorio para su análisis”.

De acuerdo con las hipótesis de la Policía, no se descarta que haya sido víctima de un ajuste de cuentas. La posibilidad es analizada por la fuerza anticrimen.

La mañana de ayer otro grupo de investigadores fue desplegado a la zona para buscar otros indicios que ayuden a esclarecer el caso.

De acuerdo con las autoridades policiales, los familiares de la víctima también serán citados para conocer con quién o quiénes mantenía relación la víctima.

Denunciaron que en el sector hay grupos de indigentes que amedrentan a los transeúntes, por lo que solicitaron que se los investigue.

Fuente La Prensa

0 comentarios:

Archivo