martes, 23 de agosto de 2011

Periodistas y voluntarios sugieren educación vial desde la infancia

La campaña ciudadana “Cebra por un día” se enfrentó en inmediaciones de la plaza Venezuela, como todas las semanas, con la mala educación de peatones y choferes.

La Paz, 22 agosto del 2011 (DCC/GAMLP).- Desde las 10.00 de este lunes, tres periodistas de suplementos dominicales y seis personas voluntarias se sumaron a la iniciativa “Cebra por un día” para compartir con los transeúntes y chóferes el mensaje de que “cuidemos nuestras vidas en las calles”.

No fue sencillo, sin embargo. Apostada en el carril de bajada de la Mariscal Santa Cruz, frente de la plaza Venezuela, Julieta Nina, periodista de la revista La Guía, de El Diario, no replicó la malacrianza de una mujer que no quiso obedecer que debía abordar el bus en el punto de parada.

“Yo hago lo que me da la gana”, le contestó la mujer a la periodista, después de que Nina le pidió que se dirija al punto de parada.

Para su contrariedad, el bus amarillo que se dirigía a la zona Sur sí le hizo caso a la Cebra y se dirigió al punto de parada. La mujer que lo aguardaba tuvo que caminar más de veinte metros balbuceando frases ininteligibles.

Educación desde la escuela

La jefa de suplementos del periódico La Razón, Mabel Franco, comentó que las personas, por lo general, sí obedecen las normas de tránsito, “porque ya reconoce a las Cebras como una señal del orden”.

Sin embargo se topó con “peatones intolerantes que se enojan de que las Cebras cuiden sus vidas”. Frente a ese problema, sugirió que la educación vial debiera trasladarse a las escuelas de todo el país para que las personas, desde muy pequeñas, conozcan “no sólo las luces del semáforo, sino las demás señales de tráfico”.

A Miguel Vargas, editor de la Revista Mía, del periódico La Razón, le ha servido para contemplarse a sí mismo, comenta “he disfrutado del cariño de varias personas que valoran el trabajo de estos jóvenes, me he puesto a pensar en mis propios errores como peatón, y puedo asegurar que ser Cebra te llena de una alucinadora experiencia”

Estefany Valencia, joven estudiante de la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés, comentó: “Hay que concientizar a las personas y sobre todo a los niños (porque ellos entienden mejor), con una gran campaña de educación”.

Las hermanas Isabella y Katharina Kratz, dos jóvenes voluntarias de nacionalidad alemana, destacaron la simpatía de los niños en sus respectivas jornadas de trabajo.

Para ellas formar parte de esta “aventura única” de ser Cebra por un día ha significado una experiencia enriquecedora. “He sentido que los niños sí nos hacen caso”, comentó Katharina.

OOC/DCC

Correo electrónico: jveliz@lapaz.bo, Jenny Hilda Veliz Janco.

0 comentarios:

Archivo