miércoles, 10 de agosto de 2011

La Sinfónica estrena una pieza inspirada en octubre negro

Aceras y k'antu magenta, de Javier Parrado, se presenta hoy y mañana.

El compositor boliviano cuenta por qué se propuso hacer un tema sobre los violentos incidentes.

Los hechos de octubre de 2003, cuando una revuelta popular obligó al presidente Gonzalo Sánchez de Lozada a renunciar y huir del país, inspiraron la obra Aceras y k'antu magenta, del compositor Javier Parrado.

El tema será estrenado esta noche, a las 20:00, en el Centro Sinfónico Nacional (calle Ayacucho, 366), en una velada en la que la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) interpretará otras tres piezas, todas bajo la dirección de Willy Pozadas.

Motivos

“El Centro Sinfónico se encuentra a pocos pasos de la Plaza Murillo, el epicentro de varios conflictos sociales y principalmente de los de “octubre negro”. Todas estas calles aledañas, sus aceras y adoquines han sido testigos de lo ocurrido. Fue desde entonces que la idea fue madurando y este año se plasmó en una composición musical para orquesta”, explica Parrado.

“Las piedras y las rocas tienen vida y tiene memoria, en ellas están registradas todos esos hechos sangrientos y a la vez históricos para el país. Es por eso que la obra se llama Aceras y k’antu magenta; aceras en alusión a los mudos testigos, k’antu por el ritmo y magenta porque es el color de la sangre cuando se seca”, agrega el experimentado músico.

Para Parrado, esta composición también es un homenaje “ a todos los músicos que durante esos días de marchas y en medio de gases lacrimógenos y balas llegaban al Centro Sinfónico para no interrumpir sus ensayos.

La obra de Parrado se interpretará hoy y mañana junto a Danzas místicas, del también boliviano Agustín Fernández; Concierto para piano y orquesta N° 1 en mi bemol mayor, de Franz Liszt, y Danzas polovetzianas del príncipe Igor, de Alexander Borodin.

Fuente Página Siete

0 comentarios:

Archivo