lunes, 8 de agosto de 2011

La Feria del Libro ya recibió a más de 4.000 visitantes

En sus primeros cuatro días.

Ayer fue un domingo de niños y jóvenes que buscaron sus títulos favoritos.

Comienza la tarde de domingo y familias enteras inician su recorrido en la Feria Internacional del Libro. Hasta la fecha, la XVI versión del evento ya recibió a más de 4.000 visitantes, según confirmó a ABI la gerente de la Cámara Departamental del Libro de La Paz, Patricia Navarro.

A diferencia de los días de semana, los niños abren y repasan las páginas de libros de cuentos e historias. Ése es el momento en el que los juegos de playstation se ven tan lejanos a su realidad.

En este escenario, todo se trata de esos objetos de hojas y letras que para los lectores positivos representan el paraíso y para otros, una especie en extinción. Pero ambos tienen algo en común: la pasión por leer.

Si hay alguien que sabe de ello es María Sarah Mancilla Peña, autora de la saga de libros de Benjamín, cuyos títulos han sido bestsellers en las ferias del libro de Santa Cruz y La Paz.

“Es un lugar de encuentro. Hay que enamorar al lector, hay que incentivarlo en varias formas para que se sienta atraído por la lectura”, señala Mancilla.

No fue raro ver a algunos jóvenes apoyados en uno que otro pilar, revisando un cómic o un libro recién adquirido.

Otros lectores buscaban junto a una fotografía gigante de Pedro Shimose el último libro Evadas, cien frases de Juan Evo Morales Ayma para la historia de Alfredo Rodríguez Peña.

Más allá, títulos de Harry Potter y Crepúsculo recibían su parte de atención juvenil.

Y es que hay lectores que siempre tienen el siguiente título a leer en mente y otros que buscan alguna novedad que los sorprenda, como es el caso de los nuevos números de Cuentos de Cuculis, de Álvaro Ruilova.

Entre cómics, poesía, narrativa e investigación, las opciones están distribuidas en 140 stands. Además, este año, la agenda anuncia la presentación de 190 nuevos títulos de autores bolivianos.

Entre sus pasillos, uno puede perderse entre la lucha de la mujer en la sociedad boliviana, ya sea desde el punto de vista de la Fundación Gregoria Apaza o el de Mujeres Creando.

Tanto para ver, descubrir y redescubrir en la literatura extranjera y nacional, que hace que el tiempo pareciese irrisorio cuando se abre el mundo dentro de las páginas, pensamiento y palabras de un libro.

Fuente Página Siete

0 comentarios:

Archivo