lunes, 8 de agosto de 2011

El Grupo Tropical "Sin Ley" exhorta a valorar el trabajo de las cebras

Los nueve integrantes de esta banda musical afirmaron que ser educadores urbanos no es una tarea fácil.

La Paz, agosto 8 (DCC/GAMLP).- La iniciativa ciudadana de ser “Cebra por un día” contó este lunes 8 con la desinteresada participación del grupo de música tropical Sin Ley. Junto a ellos estuvieron presentes seis voluntarias que, en su mayoría, vieron cumplido el deseo de convertirse en educadores urbanos por un par de horas.

La campaña arrancó desde las 10.00, en la plaza Venezuela, donde todos –acompañados por las Cebras tradicionales– escucharon atentos la breve charla de capacitación del equipo organizador, cuyo fin principal consiste en que respetemos las normas viales cuando caminamos por las calles.

Ardua tarea

Varios integrantes de la banda Sin Ley cayeron en la cuenta de cuán importante había resultado el trabajo de las Cebras.

Washington Herrera, el director de este grupo, explicó que la tarea de educar a la ciudadanía “es sacrificada, peligrosa, pero –en cierto modo– divertida, porque los niños se desesperan por las Cebras”.

“En ese sentido, nos atrevemos a exhortar a la población que colaboren con la seguridad, más que todo”, puntualizó Herrera.

A Andy uno de los vocalistas de la agrupación, le impactó que la población no sea capaz de cuidar su vida. “No necesitamos que haya un accidente para aprender a caminar en las calles; necesitamos un poco más orden”, añadió.

Para Junior Valda, percusionista del grupo Sin Ley, “no tenemos educación vial”. En su primera hora de trabajo identificó varias irregularidades, y por eso, dijo, “necesitamos conciencia para caminar por estas calles; hay que cuidarnos, hay que tomarse el tiempo para ver el semáforo, por favor”.

Un sueño cumplido

La estudiante universitaria Carmen Gutiérrez, no sólo quiso vivir la experiencia de ser educadora urbana, sino tener la certeza inequívoca de que es posible colaborar “aunque dos horitas” a la ciudad de La Paz.

La estudiante Sheila Rodríguez, deseosa de vivir esta experiencia, dijo que ser Cebra es diferente a lo que se ve en la calle. “Algunos no las respetan; pero los niños, sí. Creo que esa faceta hay que explotarla. Debemos enseñar a nuestros niños mostrando los errores de nosotros, los mayores”.

La campaña “Cebra por un día” intenta crear en la población buenos hábitos de conducta ciudadana. Por ejemplo, que se respeten las normas de tránsito, se eviten imprudencias por parte de los peatones y choferes.

OCC/DCC

Correo electrónico: jveliz@lapaz.bo, Jenny Hilda Veliz Janco.

0 comentarios:

Archivo