lunes, 9 de mayo de 2011

La esencia del breackdance es la improvisación

Javier Condori, B-boy Ninja.

Fue elegido como el mejor bailarín de breackdance de Bolivia en el concurso de Red Bull.

El mejor regalo que pudo recibir en su cumpleaños número 28 fue ser elegido como mejor bailarín de breackdance de Bolivia en el concurso de Red Bull un sábado 30 de abril. Por eso el paceño Javier Condori, o más conocido como B-boy Ninja, no se cambia por nadie y ahora apunta a competir con los mejores de Sudamérica.

¿Cómo aprendiste a bailar?

Aprendí solo, viendo películas, grabando en VHS los mejores pasos de breackdance desde los nueve años. Bailaba chistoso. Ya en la universidad estudié comunicación social y ahí conocí a amigos que les gustaba la misma música y bailaban chistoso. Nos juntamos para practicar en conjunto.

¿Practicaban en la calle?

Sí. Usábamos el resbalín grande de cemento liso que tenía como adorno un castillo situado en la avenida del Poeta. Era ideal porque se podía hacer giros y trucos. Hoy ya no existe. Nos bautizamos como la Estampida Rockers, éramos más de diez personas, pero con el tiempo todos se dispersaron con otras actividades y sólo dos bailamos actualmente, mi amigo Rodolfo Alarcón (Pain) y yo.

¿Cómo te animaste a participar en el concurso de Red Bull para buscar al mejor B-boy ?

Mira, ya tengo muchos años en el mundo del hip hop como b-boy. En internet vi la convocatoria de Red Bull; grabé el video con una muestra de lo que sé hacer, como lo pedían, y lo mandé. Fueron días de locos en los cuales me ocurrió de todo, cosas muy buenas y muy malas, pero felizmente gané.

¿Hace cuántos años bailas?

Soy organizador de Masacre, evento que desde 2003 busca a los mejores b-boys de Bolivia e incluso contamos con la participación de invitados internacionales, quienes se pagan el pasaje y nos muestran el nivel que hay en otros países. Recientemente tenemos el apoyo de la Alcaldía de La Paz para Masacre. Como soy organizador no puedo participar en el mismo, pero sí en el concurso de Red Bull.

¿Cuál es el nivel de Bolivia?

No muy bueno. Lastimosamente cuando nació el hip hop y el breackdance se disparó en todo el mundo, llegó a Bolivia pero sólo de forma momentánea. No hubo seguimiento como en los países vecinos que ya tienen una larga trayectoria. Los bolivianos empezamos a bailar en los años 80, luego hubo un receso y ahora -desde 2000- que se ha retomado la posta.

¿Qué pasos hiciste para ganar?

Te digo la verdad: no sé cómo lo hice, tenía tantas cosas en la cabeza que sólo bailé. Había programado un par de powers (giros) y freezer (movimientos pausados como en cámara lenta) pero olvidé e improvisé. El breackdance se trata de eso, de improvisar. A veces se hacen saltos mortales o giros de cabeza, pero si no va con el ritmo de la música del DJ no sirve de nada y creo que el jurado valoró mi improvisación.

¿Por qué el apodo de Ninja?

Antes era muy tímido y me cubría el rostro y como tenía los ojos achinados, pues parecía un auténtico ninja.

Fuente Página Siete

0 comentarios:

Archivo