sábado, 19 de junio de 2010

Actuación aceptable de atletas en México

Por: Javier Cortez Alanoca (*)

El sábado 15 y el domingo 16 de mayo de 2010 se realizó en Chihuahua, México, la vigésima cuarta edición del Mundial de Marcha.
Sin duda, que los más importantes atletas del mundo, en esta especialidad se hicieron presentes en la nación azteca, para competir y lógicamente, sentar un precedente para futuras competiciones de relieve, apuntando a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
La participación boliviana puede considerarse como aceptable tomando en cuenta la preparación que tuvieron las atletas, indudablemente matizada con una gran carga de sacrificio, sin contar con recursos económicos y haciendo acopio de mucho coraje y determinación.
De las tres atletas concurrentes, Wendy Cornejo es la que mejor actuación tuvo, habiéndose ubicado en el puesto 18 en los 10 kilómetros, con una temperatura ambiente de 36 grados centígrados, en la categoría juvenil. Cabe anotar que la vencedora de la prueba fue la italiana Antonella Palmisano, segunda fue la China Qin-He y tercera la rusa Ana Lukyanova.
En 20 kilómetros, la nacional Claudia Balderrama llegó en el puesto 35, es importante señalar que fue la tercera sudamericana en terminar la prueba. A propósito la ganadora fue la española María Vasco y en segundo y tercer lugar se ubicaron las portuguesas Vera Santos e Inés Henríquez, respectivamente.
Finalmente, Claudia Cornejo (hermana de Wendy) fue descalificada en la novena vuelta por una falta técnica, que consistió en la flexión de la rodilla, atribuida al cansancio de la prueba y ubicada por debajo del puesto 50.
Sin embargo, en un análisis realizado y a manera de balance, la entrenadora de las atletas la Profesora Martha Marín, manifestó que la actuación boliviana fue convincente desde todo punto de vista, recalcando como atenuante las muchas carencias que adolecen las marchistas y en general todo el deporte amateur.
También sostuvo a manera de comparación, que el tipo de preparación que tienen las andarinas del primer mundo, es simplemente abismal, puesto que aquellas cuentan con toda la cooperación y el apoyo por parte de sus gobiernos, canalizadas por sus federaciones respectivas, dotándolas de subsidios importantes con los cuales pueden tener una excelente alimentación, ropa deportiva de primera calidad, estudios y la otorgación de becas para una actualización permanente, en cuanto a la marcha deportiva.
Todo lo contrario a lo que sucede en Bolivia, donde los propios atletas, en muchas oportunidades tienen que subvencionarse los gastos para poder participar en eventos internacionales.
La Profesora Marín, mencionó a la Empresa de Telecomunicaciones (ENTEL) quien dotó con las zapatillas adecuadas para las atletas y a personas comprometidas con el deporte como: Leonardo Bascopé, Víctor Hugo Rosales, Roberto Nielsen Reyes y un agradecimiento muy especial y profundo al profesor mexiquense Raúl González Rodríguez (doble medallista olímpico en Los Ángeles 1984), por el gran apoyo que brindó al equipo nacional, tanto en Bolivia (con motivo del primer y segundo campamento que realizaron en las riberas del lago Titikaka) y posteriormente en la república mexicana.
Para él y para todos sus allegados, un sincero reconocimiento por sus ánimos, que trasciende lo deportivo y naturalmente por su calidad humana que lo sitúa en un lugar muy especial en sus corazones.
El ciclo olímpico continúa para las marchistas, apuntando como a las siguientes citas los juegos ODESUR en Chile en este año y los Juegos Panamericanos en Guadalajara, México a mediados de 2011.
(*) Comunicador Social, contactos: javi_cortez@hotmail.com
Imágen extraída de La Prensa

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola saludos a todos mis amigos de bolivia.

Archivo