lunes, 8 de marzo de 2010

Bolivia: A 13 años de la muerte del Compadre Carlos Palenque.

Recordando al impulsor del neo populismo de Bolivia

Bolivia: A 13 años de la muerte del Compadre Carlos Palenque

Por: Alberto Medrano (*)

Era una noche de sábado cuando concluía el Programa Sábados Populares conducido por Adolfo Paco y los primeros reportes reflejaban la muerte del Director del Sistema RTP, la confusión pre decía la perdida de un gran personaje de la política boliviana, pues hoy se recuerda trece años del fallecimiento del Compadre Carlos Avilés.

Carlos Palenque fue un gran folklorista miembro de “Los Caminantes”, posteriormente paso por varios medios de comunicación hasta llegar a comprar una radio que luego la llamaría “Metropolitana” y Radio Televisión Popular “RTP”.

Palenque sin lugar a dudas fue uno de los mejores comunicadores de la historia boliviana por plantear sin tapujos una comunicación popular y alternativa con el objetivo de llegar a la gente de a pie y el mejor ejemplo lo hizo con su programa de radio y televisión de ayuda directa a la gente “La tribuna Libre del Pueblo”.

¡Compadre!

Observando el Documental “¡Compadre!” de la Productora Plano Medio se testifican varios pasajes de la vida de Carlos Palenque hasta llegar a su muerte y ultimo programa en cuerpo presente.

La escenografía entre las luces decaídas y los aguayos de fondo fulguraban el último programa del Compadre mientras Adolfo Paco hacia un simulacro de palabras saludando a toda el publico de RTP esgrimiendo “Buenos días y buenas noches queridos compadres” en medio de un centenar de gente que le decía ¡Adios! al compadre Palenque, las voces de tristeza y penar exponían el “llando” de tanta gente que Palenque ayudo de una u otra forma en las mas de dos décadas que estuvo presente en los medios de comunicación.

Carlos Palenque y CONDEPA

Condepa es con certeza uno de los fenómenos regionales más importantes de finales del siglo XX. Desde su fundación, en septiembre de 1988, se convirtió en fuerza mayoritaria dominante durante casi una década en las ciudades de La Paz, El Alto, y las provincias paceñas. Su electorado mantuvo una fidelidad a toda prueba, sobre todo, en El Alto, donde triunfó en los comicios municipales de manera constante entre 1989 y 1995. Sus porcentajes de aprobación alcanzaron el 57 por ciento en 1989 y 1993, descendieron al 49 por ciento en 1995 y sólo cayeron al 32 por ciento en 1991, cuando el partido del industrial Max Fernández, Unión Cívica Solidaridad (UCS), invirtió millones de dólares en un intento serio por desplazarlo de ese territorio.

En la ciudad de La Paz consiguió completar dos gestiones municipales consecutivas de la mano de un 38 por ciento del electorado. De igual forma, las bancadas parlamentarias paceñas estuvieron conformadas por una mayoría condepista durante tres legislaturas. Su presencia imponente en el departamento le otorgó legitimidad para administrar durante 17 meses la Corporación de Desarrollo de La Paz (Cordepaz) bajo la gestión del presidente Paz Zamora. Entre 1997 y 1998, cuando Palenque ya había fallecido, el partido cogobernó con Hugo Banzer, haciéndose cargo de los ministerios de Agricultura y Vivienda.

¿Qué ha quedado de ese recorrido por la historia política de Bolivia? Quizás lo más notable sean las huellas de un intento sostenido y precoz por establecer una corriente partidaria opuesta al neoliberalismo en momentos en que todas las condiciones eran claramente adversas a un proyecto semejante. En ello, Palenque fue un pionero casi solitario. Es útil recordar hoy, por ejemplo, su tenaz resistencia a la capitalización, a la que aportó, como ningún otro dirigente político, con movilización social y ardor argumentativo.

Ése es el modesto legado de Condepa al actual proceso. Pero cabe también recordar que Palenque fue, a su vez, heredero de procesos previos. Como radialista, recopiló y sistematizó una década de esfuerzos por abrir los micrófonos al mundo cultural aymara-mestizo. Tomó el relevo de Raúl Salmón, pero también de las decenas de locutores en idioma nativo que le precedieron desde los años 50. A ello le agregó el rol benefactor y caritativo que haría de la radio paceña un fenómeno original y fecundo. Fueron todos esos componentes los que le entregaron el amor fanático de los más pobres de La Paz, un culto religioso que pervive hasta hoy alrededor de su tumba. Leer mas

A trece años de su muerte ¡Paz en tu tumba querido Compadre Carlos Palenque!

Leer crónicas de la muerte de Carlos Palenque: La Razón y El Deber

Contactos: medranoprensa@gmail.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

compadre, que tuvo que compartir su mujer con el jugador de futbol valdivieso, que uso a la gente del alto para enriquecerse, gran tipo, gran cabron

Mario R. DURAN CHUQUIMIA dijo...

hay que analizar la herencia del "compadre" en El Alto, una decada perdida en nuestra ciudad, siendo los "condepillos" los únicos beneficiarios de las arcas municipales...

El Ciudadano dijo...

Palenque era un político populista. Pero gracias a él las polleras llegaron al Parlamento en tiempos en que era una "ofensa" que una chola sea Diputada.

Aportó en la inclusión pero una vez en el poder se distorsionó.

¿Una década perdida? ¿Qué ganó El Alto en los últimos 5 años con el MAS? El Alto debía haber sido centro intermedio de exportación del gas a EEUU y México por un puerto peruano. Hoy se importa diesel de Chile, se anhela vender gas a Chile, las industrias se van a SCZ o Perú y El Alto bien gracias. Ojalá la década masista no sea otra década perdida.

Unknown dijo...

Se respeta eso de que fue "uno de los mejores comunicadores de la historia boliviana", es la opinión de este blog Letras Alteñas. Pero llenarse los bolsillos transmitiendo las miserias de las clases más pobres de esta ciudad no es precisamente un ejemplo ético para cualquier comunicador que se precie de serlo.

Palenque abrió los micrófonos y la pantalla a las polleras. Hizo que gran parte de la población se refleje en sus medios, algo que nunca se hizo en Bolivia, importante aporte. Pero cuando ya vendió la miseria "en vivo y directo" se puede comparar a esos talk shows de baja calaña (como el de la peruana "señorita Laura").

Cuando un comunicador o periodista trabaja lo hace para un bien social pero cuando se mete a la política "cobra" a esa misma ciudadanía con votos. Palenque lo hizo, como varios periodistas/comunicadores que cruzaron esa línea entre el periodismo y la comunicación. Un pésimo ejemplo de lo que la ética.

Lo gracioso es que casi al final de su vida, él mismo fue el protagonista de su propio "reality" cuando una dis.puta familiar con su esposa lo puso delante de cámaras para decir las hoy célebres frases cuando se prefiere callar sobre los cuernos: “No me hablen de ella. ¿Alguna vez han amado?”.

Pd. Y Condepa también tuvo luces y sombras, como aliarse en la megacoalición con el ex dictador Hugo Banzer para hacerlo presidente "democrático". Ni hablar de las gestiones que hizo en El Alto sus alcaldes rateriles.

Unknown dijo...

Carlos Palenque fue un pionero de la comunicación popular, como ningún político, tuvo un corazón enorme lleno de sensibilidad y amor por los más desprotegidos, su trabajo social fue muy auténtico y valioso, y no era un teatro como se acostumbra en los políticos y medios de comunicación actuales.
Como todos pudo cometer algún error pero ningún IGNORANTE y COBARDE anónimo o pseudo intelectual (la mala palabra), le quitaran su grandeza y el AMOR legítimo que el pueblo le tiene y le tendrá por siempre. GRACIAS POR TODO QUERIDO COMPADRE PALENQUE, QUE DIOS LO BENDIGA, Y DESDE EL CIELO CONTINUE AYUDANDO A LOS MÁS NECESITADOS.

Archivo